Una mochila con seis medicinas para la bajura y no un botiquín con 24

La Xunta elabora una propuesta para simplificar el equipo sanitario obligatorio para los barcos más pequeños

.

redacción / la voz

La Consellería do Mar, respaldada por el sector, lleva meses peleando en Madrid y en Bruselas para conseguir que la flota de bajura no esté obligada a llevar a bordo un botiquín que consideran demasiado grande y que incluye medicinas aquí innecesarias, para tratar incluso la malaria. El último intento de convencer a las autoridades comunitarias fue a mediados de julio, cuando la conselleira Rosa Quintana se entrevistó con el director general de Empleo de la Comisión Europea, Stefan Olsson. En esa ocasión le entregó un informe técnico que avala la opción de amoldar la directiva europea para adaptar los botiquines a las especificidades de cada pesca y embarcación. Y hace unos días, la Xunta envió una propuesta concreta con la esperanza de que Bruselas diga sí. Si lo hace, aceptará la creación de una nueva categoría intermedia, la C-Local. En ella estarían incluidos los barcos que faenan en aguas interiores o a menos de 10 millas de la costa.

Ahí estaría la flota gallega de bajura: 3.900 embarcaciones de las 4.400 con puerto base en Galicia. Este nuevo botiquín incluiría seis medicamentos -en lugar de 24- y trece utensilios médicos -y no 23-, suficientes para aplicar unos primeros auxilios a bordo. También propone la Xunta sustituir el armario de grandes dimensiones que ahora es obligatorio y que no cabe en la mayoría de las embarcaciones por una mochila o una bolsa en las que guardar el material. 

Una ficha en lugar de una guía

Además, la Xunta propone sustituir la guía médica por una ficha-esquema simple y manejable. También defiende que se convierta en obligatorio actualizar la formación sanitaria de los tripulantes cuando se produzca una modificación del contenido de los botiquines. Además, recomienda elaborar una aplicación móvil específica para la pesca o adaptar las existentes del servicio médico 061.

Quintana le explicó a Olsson que el cambio de botiquín para la flota de bajura no es por «razones de ahorro» para los pescadores, ya que los equipos son financiados al 95 % por las Administraciones, sino para mayor seguridad y «estabilidad» de la embarcación, explicó la conselleira tras su encuentro con el director general de Empleo de la Comisión Europea.

Desde hace un año, todos los buques que faenan a menos de 60 millas de la costa están dentro de la categoría C, que se aplica a todos los barcos de litoral de Galicia (artes menores, cerco, arrastre y artes fijas). El botiquín que tienen que llevar a bordo es un armario de grandes dimensiones para que el apenas hay espacio.

La Xunta considera que esa reclasificación de los barcos generó un desfase entre las obligaciones de disposición del botiquín y las necesidades inherentes a la actividad pesquera de cada segmento de flota, pues no es equiparable un buque de arrastre o de artes fijas a una embarcación de artes menores.

24 medicinas 

Hasta para la malaria. El botiquín tipo C es un armario de grandes dimensiones que no cabe en los barcos

23 utensilios 

La Xunta propone dejarlos en 13. La flota considera que muchos son inútiles

Votación
3 votos
Comentarios

Una mochila con seis medicinas para la bajura y no un botiquín con 24