La flota gallega se expone a no pescar anchoa al sur de Fisterra durante 4 años

El cerco exige una solución para cubrir las casi 500 toneladas que pescó de más

.

redacción / la voz

El bocarte ha tocado aguas gallegas. La semana pasada, varios cerqueros descargaban en A Coruña miles de kilos de la especie. Cajas con ejemplares de extraordinaria calidad, de las que buscan tanto el fresco como las conserveras, y que se pagaron entre 2,50 y 4,50 euros el kilo.

Afortunadamente esa presencia se está dando al norte de Fisterra, en lo que todavía es zona VIIIc -Cantábrico Noroeste-, y aún queda cuota, gracias a la reserva del 15 % del cupo que se reservó para el segundo semestre del año. Porque al sur de ese accidente geográfico que se tiene por el fin del mundo, y que marca el inicio de la zona IXa, que se extiende de Fisterra al golfo de Cádiz, la flota gallega no puede capturar ni una anchoa desde el mes de marzo. De hacerlo, agravaría la abultada sobrepesca en la que ya ha incurrido, pues ha capturado más de 500 toneladas cuando su cupo para este 2017 es de 68 toneladas. Eso es, siete veces por encima de lo autorizado.

Por más que el Ministerio de Agricultura haya conseguido un intercambio con Portugal que facilitó 200 toneladas, falta otro tanto por cubrir. Así es que o la Secretaría General de Pesca encuentra toneladas suficientes para tapar el agujero, o la flota gallega de cerco que pesca al sur de Fisterra no podrá resarcir la sobrepesca en la que ha incurrido este año en casi un lustro. No podría pescar durante 4 años, asegura Andrés García, portavoz de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga).

Solución pendiente

Ni que decir tiene que el colectivo al que representa exige una solución para evitar que se llegue a ese extremo. Una salida que, por otra parte, acumula ya años de retraso. Tantos, como los que lleva en práctica el plan de gestión del Cantábrico-Noroeste que repartió entre segmentos de flota, caladeros y comunidades autónomas -cuando no provincias- la cuota de varias especies, entre ellas la anchoa. Y como mandó el criterio de capturas históricas, en el caso de la anchoa de la IXa se la quedó casi toda Andalucía. La flota del golfo de Cádiz recibió el 98,86 % (6.000 toneladas este año), mientras que Galicia, donde no solía abundar la especie, recibió el 1,14 % (68 toneladas en el 2017), bajo el compromiso -después de que los pescadores gallegos hubiesen puesto el grito en el cielo- de que si aparecía anchoa en esa parte del caladero el Gobierno «buscaría cuota adicional» de anchoa para la flota gallega. Con la mala suerte o casualidad de que a partir de ese año, el 2013, apareció y en abundancia.

«Teñen que darnos unha solución xa», apuntan desde Acerga. «É un problema serio que ninguén afronta; haberá que falar cos científicos e tratar de facer un novo stock, non creo que o bocarte do sur de Fisterra teña moito que ver co do golfo de Cádiz e non co que hai na VIIIc», señala Andrés García Eso o traspasar toneladas «de donde sexa» a Galicia.

Lo que no puede ser es que la flota «teña que quedar a mirar para o bocarte cando o hai sen poder pescalo». Y menos cuando el kilo, allá por marzo, se vendió a un máximo de 7 euros el kilo.

Votación
4 votos
Comentarios

La flota gallega se expone a no pescar anchoa al sur de Fisterra durante 4 años