Pesca apoya que la nutrición sea asignatura obligatoria en los colegios

Apuesta por la divulgación como arma para incrementar el consumo de pescado

.

redacción / la voz

Cuando en el sector pesquero supieron que Alberto García-Asenjo regresaba del exilio francés en la Embajada de España para asumir la Secretaría General de Pesca, no fueron pocos los que vieron la posibilidad de ver atendidas sus demandas de resucitar el antiguo FROM (Fondo de Regulación y Ordenación de Mercados Pesqueros), no en vano fue uno de sus últimos presidentes, antes de que la crisis se llevase por delante ese organismo dedicado a promocionar el consumo del pescado.

Ese producto se apunta cada vez con menor frecuencia en la lista de la compra de los hogares. Tanto es así que los españoles han sido desplazados como los segundos de Europa en el ránking de consumo por cabeza.

Sin embargo, el secretario general de Pesca, en una reciente entrevista, vertió un jarro de agua fría sobre esas expectativas. Prefiere abordar la recuperación del consumo por la vía de la sensibilización respecto a saludables cualidades del pescado: «El FROM fue un organismo autónomo de gran utilidad, pero ahora las circunstancias han cambiado y más que centrarme en la promoción, que por supuesto es necesaria y sigue existiendo, iría por la estrategia del conocimiento y la divulgación», dijo López-Asenjo. Conocimiento del consumidor, para darle productos a su gusto, y divulgación de las cualidades nutricionales y nutritivas del pescado como alimento básico de una dieta saludable.

«A veces te llama la atención, que ves anuncios en la televisión en los que el producto estrella es uno que está enriquecido con omega 3, cuando ese oligoelemento está en el pescado, como el selenio o el hierro en los mejillones...» En este sentido, López-Asenjo aludió a lo aprobado en Bruselas sobre las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, que abogan por la divulgación e los colegios.

Se refirió, asimismo, a la Conferencia sobre el Futuro de la Pesca organizada por los armadores de Vigo (ARVI), en la que la doctora Kayo Kurotani, del Instituto Nacional de Innovación Biomédica, Salud y Nutrición de Japón, detalló lo que se estaba haciendo en las escuelas de un país en el que la educación nutricional tiene rango de ley. En este aspecto, España se tiene «que poner a trabajar de una manera muy decidida. Está muy bien que en los colegios enseñemos matemáticas, historia, geografía... asignaturas que son necesarias, pero una actividad fisiológica como es saber alimentarse, que como mínimo tenemos que hacer tres veces al día, debemos saber cómo hacerlo bien». Al tiempo que se convence a la población de que el cóctel formado por una dieta saludable y actividad física «es lo mejor para una sociedad que quiere vivir de una manera sana», los productores tienen que hacer un ejercicio para descifrar el cambio de tendencia se está produciendo en el consumo de productos pesqueros y buscar las fórmulas para fijar el incremento en segmentos como los jóvenes, algo que garantizará la estabilidad en el futuro. Para ello, habrá que dar con presentaciones atractivas y acudir a su terreno. Tanto a través de las estrategias convencionales de comunicación, como recurriendo a las herramientas de la era digital.

«No va a haber país capaz de soportar la factura sanitaria por la mala alimentación»

El descenso en el consumo de pescado no es inocuo. Lo más probable es que tenga su reflejo en la salud de la sociedad. Y, por ende, en su gasto sanitario. Así lo hizo ver López-Asenjo: «Es absurdo que, cuando se supone que estamos en una sociedad avanzada, tengamos por un lado 850 millones de hambrientos, de los cuales muchos son obesos, por más que parezca una contradicción; 460 millones de personas tienen sobrepeso y 200 millones son diabéticos. El coste en materia de prevención sanitaria por problemas derivados de patologías como la diabetes, las degeneraciones maculares, los problemas de vista provocados por una mala alimentación, no va a haber seguridad social de ningún país capaz de soportarlo».

Y es curioso que en España, con una dieta mediterránea que está considerada como el paradigma de la comida sana, «en estos momentos tengamos problemas con el sobrepeso infantil». Tanto, que solo el Reino Unido y Grecia la superan. Los británicos ya están manos a la obra, según López-Asenjo. Y ahora «nosotros nos tenemos que poner a trabajar de una manera decidida».

El otro camino para promocionar el consumo de pescado que proponen los armadores, la rebaja del IVA para abaratar el producto, es una vía que, dice López-Asenjo, no le toca a Tejerina recorrer, sino al responsable de Hacienda, Cristóbal Montoro. Y sobre su mesa está desde hace tiempo la demanda del sector. Este pide que los productos marinos tributen al 4 %, el tipo superreducido, frente al 10 % que se aplica actualmente.

Votación
4 votos
Comentarios

Pesca apoya que la nutrición sea asignatura obligatoria en los colegios