La UE mantiene a la población de merluza ibérica en cuidados intensivos

A pesar de la mejora de las pesquerías, los científicos sugieren a Bruselas pasar la tijera a las cuotas

.Descarga de merluza en el muelle de Ribeira
Descarga de merluza en el muelle de Ribeira

Bruselas

El mar recupera el pulso. Las duras condiciones impuestas a la flota por la nueva Política Comunitaria de Pesca (PCP) empiezan a dar sus frutos. Eso revela el Comité Científico Técnico y Económico para la Pesca: «La sobreexplotación ha caído de forma drástica en todas las áreas», excepto en el Mediterráneo, asegura en un informe que publica esta mañana Bruselas y que servirá para valorar posibles incrementos o descensos en las posibilidades de pesca para el próximo año.

Los científicos revelan que 39 de 66 stocks en aguas del Atlántico Nororiental fueron explotadas dentro de los niveles de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) en el 2015 (59 % de las capturas totales). Este año ese número asciende a 44, representando el 61 % de todas las capturas en esas aguas. La biomasa se ha recuperado desde el 2005 un 35 % y los pescadores piden abrir la mano con las cuotas para evitar que la prohibición de los descartes y las especies de estrangulamiento acaben afectando a su actividad económica.

Estado de las pesquerías 

La Comisión Europea admite que los esfuerzos de la flota han mejorado el estado de las poblaciones en el Mar del Norte, donde el 59 % de los desembarcos proceden de especies gestionadas de forma sostenible. Eso permitirá que, por ejemplo, se puedan valorar aumentos de cuotas para el eglefino, solla o lenguado. No para el bacalao o el merlán.

En aguas nororientales todo apunta a un aumento de las capturas de la merluza del norte. El stock sigue creciendo a un ritmo del 10 % en línea con el RMS. Peor suerte correrá la flota del arenque en el Mar Céltico y el Mar de Irlanda. Los stocks de merlán y el bacalao están «severamente agotados» y sin signos de recuperación. Será «un reto» fijar cuotas para las pesquerías mixtas en este área.

En aguas ibéricas, el 68 % de las capturas son sostenibles. El mayor ratio en el caladero atlántico. A pesar de ello, el rape, cuyo TAC aumentó un 54 % este año y que sigue en línea con el RMS, podría sufrir recortes si se siguen las recomendaciones científicas. Peor suerte correrá la flota con la merluza ibérica, que sigue en cuidados intensivos. A pesar del recorte progresivo de cuotas, «el stock sigue estando por encima del RMS», determinan los científicos quienes abren así el camino a nuevos ajustes para enfado de la flota.

Balance económico

Bruselas registró beneficios récord para la flota en el 2014 de 770 millones de euros. Una tendencia que coincide con el aumento de stocks explotados a niveles del RMS. Para la flota del mar del Norte y Atlántico nororiental la mejora de las poblaciones de solla y merluza norte y el aumento del precio medio otras especies importantes como la caballa y el lenguado están detrás de ese impulso económico. La Comisión pone como ejemplo a los arrastreros demersales españoles que pasaron de trabajar a pérdidas en el 2008 a registrar unos beneficios netos del 5 % en el 2015. El futuro no pinta tan bien para la flota del Mediterráneo y el Mar Negro, donde los stocks todavía están sobreexplotados.

Obligación de desembarco

Avanza a buen ritmo y que no se han reportado incidencias o problemas en su aplicación por parte de los Estados miembro aunque Bruselas admite que la flota puede verse en problemas si no se encuentra solución urgente al problema de las especies de estrangulamiento, «el mayor reto» para los pescadores. El año pasado solo se registró un incidente por esta razón y es que los buques de la costa suroeste de Inglaterra que van al arenque tuvieron que quedarse en puerto al superar de forma prematura las capturas para especies no objetivo.

Capacidad de la flota

«Sigue disminuyendo». Hoy hay registrados en la UE 84.134 buques. desde 2007 al 2015, 4.378 barcos fueron desguazados con ayudas públicas, otros 3.608 sin ellas. «Los Estados miembro continúan haciendo grandes esfuerzos para equilibrar la capacidad de pesca de sus flotas a sus cuotas disponibles», admite el Comité Científico Técnico y Económico para la Pesca que, sin embargo, detecta problemas en algunos segmentos de la flota para adaptarse. Detecta una «sobrecapacidad estructural» en la mayor parte de Estados miembro y sugiere más ajustes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La UE mantiene a la población de merluza ibérica en cuidados intensivos