La drástica rebaja del IVA del pescado en Hungría reaviva el debate en España

Budapest deja en el 5 % el gravamen para incentivar el consumo de este producto

.

redacción / la voz

Años llevan insistiendo pescadores y pescaderos en que el IVA que se aplica en España a los productos que extraen unos y comercializan los otros debe rebajarse. Que comer pescado es sano y saludable. Tanto o más que la leche, el pan, los huevos o la carne, alimentos todos que se encuadran en el denominado IVA superreducido, que es del 4 %. Sin embargo, el pescado se grava con el tipo general, el del 10 %, a pesar de que, como defiende el sector, se trata de un producto esencial en la dieta. Es más, de ingerirse con la frecuencia recomendada, contribuiría, incluso, a reducir la factura del gasto sanitario, afirman con la mirada puesta en el país con la mejor salud cardiovascular del mundo: Japón, donde nadie pone pegas a comer todo aquello que salga del mar y llegue al plato.

Que se rebaje del 10 al 4 % el IVA que se aplica al pescado es una demanda que han elevado tanto la patronal pesquera como los detallistas de pescado a los sucesivos gobiernos. Una reivindicación que ha ido subiendo de nivel en la lista de las prioridades del sector a medida que se acentuaba el paulatino descenso en el consumo de pescado, una caída que ha hecho saltar las alarmas entre los extractores, mayoristas, minoristas e, incluso, transformadores.

Las buenas palabras enviadas desde el Ejecutivo no han llegado a concretarse nunca. Y eso que hay casos ya, como en Cataluña, de subidas del tipo impositivo a productos, como las bebidas azucaradas por sus posibles efectos nocivos, y el pescado sigue siendo, si no un lujo, sí está considerado -en el plano tributario- como producto de menos consumo habitual, al menos no tanto como el pan, la leche o los huevos.

Petición pendiente

Mientras la petición del sector español duerme sobre la mesa -no se sabe si todavía en la de Tejerina o está ya en la de Montoro-, Hungría se ha adelantado y ha anunciado un importante tijeretazo al IVA que aplica al pescado. Del 27 % al que tributaba, pasará al 5 %, la mitad del gravamen que se aplica a los productos pesqueros en España.

La medida, anunciada por el jefe de la oficina del primer ministro, János Lázár, se aplicará a partir del próximo año y, según el presidente de la patronal húngara de pesca y acuicultura, István Németh, la rebaja del tipo impositivo podría hacer bajar un 15 % el precio del pescado, según recogió el Budapest Business Journal. Obviamente, la medida no se toma para potenciar el sector de la pesca extractiva -inexistente en el país-, pero sí supondrá un aliciente para aumentar el consumo de productos pesqueros -ahora en unos nimios seis kilos por persona y año- y, sobre todo, para potenciar la acuicultura, todavía muy poco desarrolladas, con producciones -principalmente de carpas- de poco más de 17.000 toneladas (dato del 2015).

La competencia

La patronal húngara espera que este recorte en el tipo del IVA reconduzca la desventaja competitiva con otros productos a los que ya hace tiempo que se han aplicado rebajas de impuestos, como la carne de cerdo o la de aves de corral. Según el rotativo húngaro, al Ministerio de Agricultura tampoco le queda duda de que el consumo de pescado se duplicará en pocos años.

Una bajada que abarataría los precios y podría frenar el descenso del consumo

En Hungría, la leche, los huevos y la carne tributan al 5 % desde el pasado 1 de enero, cuando antes lo hacían al 27 %. A la carne de cerdo hace ya un año que se le ha aplicado ese recorte. En el caso del pescado habrá que esperar lo que queda de ejercicio. En España, ni siquiera hay calendario. Solo buenas intenciones. La última vez que la patronal de la pesca española, Cepesca, se reunió con la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, insistió en la necesidad de alinear el IVA que se aplica al pescado en España con la presión fiscal de otros países comunitarios, que se sitúa en el 5 o 6 %, frente al 10 % de España.

Esa rebaja se supone que se traduciría en un descenso de precios de los productos pesqueros, algo que podría poner freno a la caída continuada de los últimos siete años. El 2016 no ha roto la tónica, y se ha constatado un retroceso del 3,1 %. Según datos del Ministerio de Agricultura, que también tiene en su cartera Alimentación, el consumo en hogares por habitante y año fue el año pasado de 25,5 kilos por persona y año.

Mayor promoción

La rebaja del IVA no es la única medida que propone Cepesca. Su secretario general, Javier Garat, apuesta también por acciones de promoción y por eso es conveniente rescatar el antiguo Fondo de Regulación y Ordenación de los Mercados Pesqueros (FROM), aquel instrumento que presidía precisamente el actual secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo.

Votación
5 votos
Comentarios

La drástica rebaja del IVA del pescado en Hungría reaviva el debate en España