El BNG critica que la bajura tenga que tirar xarda mientras otros la venden en Galicia

Para la portavoz de Pesca de la formación nacionalista, Montse Prado, la actual distribución de cupos resulta «inasumible»

.

redacción / la voz

De nuevo el reparto de cuotas como fuente de agravios para el sector pesquero. El BNG critica que la flota artesanal gallega tenga que devolver muerta al mar la xarda que pesca, al no disponer ya de cupo, y ser testigo de cómo otras flotas que faenan en aguas de Galicia la venden en sus lonjas. Para la portavoz de Pesca del Bloque, Montse Prado, la actual distribución de cupos resulta «inasumible», además de «inxusto, discriminatorio e non contribuir a un modelo de pesca sostible», como es el que, dice, caracteriza a la bajura.

Prado señala que este año se repartió algo más de un millón de toneladas de xarda, de las que 32.466 corresponden a España. Después de descontar 5.544 correspondientes a la multa por sobrepesca -capturas por encima de cupo que, según la nacionalista, algunos emplearon para aumentar sus derechos históricos-, a las artes menores gallegas le correspondieron 12.000 toneladas. Esa cantidad permitió realizar una campaña de dos semanas de pesca dirigida, la captura accidental duró del 20 de marzo al 18 de abril. Por tanto, desde esa fecha la flota tiene que tirar la xarda muerta al mar, «mentres outras embarcacións doutras comunidades pescan con total tranquilidade e venden a mellor prezo», dice Prado.

La portavoz nacionalista de Pesca responsabiliza a la conselleira Rosa Quintana y al presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, de esta situación al asumir el reparto del 2014 que «deixa sen dereitos á nosa flota artesanal e a condena á ruína».

Prado preguntará en la próxima Comisión de Pesca por los ingresos de las embarcaciones gallegas en contraste con las de otras comunidades, así como la duración de las costeras de la xarda y por si Galicia ha enviado alguna queja al Gobierno central.

Votación
12 votos
Comentarios

El BNG critica que la bajura tenga que tirar xarda mientras otros la venden en Galicia