Pesca publicará otra orden para volver a gestionar juntas las cuotas de Gran Sol

El Gobierno aclara al sector que las compras de derechos tienen amparo legal

.

viveiro / la voz

Como ya hizo con la regulación de las pesquerías en el Cantábrico Noroeste, el Gobierno español volverá sobre sus propios pasos para validar legalmente la gestión conjunta de la flota nacional que faena en los caladeros europeos conocidos como Gran Sol. «Por ser contraria a derecho», al carecer del «dictamen preceptivo del Consejo de Estado», la Audiencia Nacional anuló la unificación de censos que la Secretaría General de Pesca aplicaba desde agosto del 2014. Este jueves, en Madrid, Rafael Centenera, subdirector nacional de Caladero Nacional y Asuntos Comunitarios, se lo confirmó a las siete asociaciones de armadores con licencia para aguas comunitarias.

A los dirigentes de esas organizaciones también los tranquilizó sobre la seguridad jurídica de las transferencias de cuotas y compras de derechos de pesca, que se hicieron aplicando la norma que unificó los censos de los barcos de más y menos de 100 TRB (toneladas de registro bruto). Asistentes a la reunión de ayer en Madrid han declarado que Centenera sostiene que esas operaciones para adquirir cuotas «cuentan con amparo legal», incluso tras anularse la gestión conjunta de la flota española en Gran Sol y golfo de Vizcaya.

De acuerdo con las informaciones obtenidas, la Secretaría de Pesca reelaborará la orden ministerial que fundió en uno los censos de los alrededor de 80 pesqueros de más de 100 TRB con los 15 de menos tonelaje. Consultará a las organizaciones de armadores y seguirá el procedimiento para «dotar de seguridade xurídicas ás empresas e á explotación das cotas españolas en Gran Sol».

La Audiencia Nacional anuló la unificación de censos porque la recurrió la organización asturiana Arpacan, alegando que favorecía la acumulación de cuotas. Tras los recelos iniciales, les parece positiva al resto de asociaciones: Arvi, Arpesco, OPP Celeiro, OPP Lugo, Opeca y Opao. La mayoría de la flota española de Gran Sol tiene base en Galicia.

Ante el «brexit», España y sector hacen piña para defender la flota

Menos la asturiana Arpacan, la que rechaza la gestión conjunta de las cuotas en Gran Sol, toda la flota española en esos caladeros está representada por Cepesca. Dirigentes de esa organización se reunieron ayer en Madrid con el secretario general de Pesca, Alberto García-Asenjo. Sobre la mesa, el brexit, en el escenario de unas negociaciones entre el Reino Unido y la UE, que aún no han empezado, pero con unos objetivos que el Gobierno española y el sector dicen compartir.

Entre los asistentes a esa reunión, como miembro de Cepesca, estaba Jesús Lourido, de Puerto de Celeiro, quien expresó su confianza en lograr objetivos compartidos y defendidos por las organizaciones de nueve países europeos agrupadas en la Alianza Europea de Pesca. Se proponen que la flota comunitaria mantenga el acceso a las aguas británicas a cambio de que los ingleses puedan vender su pesca en la UE. También defenderán que se mantengan «os principios xerais» de la política europea de pesca, y no consideran «asumibles posicións unilaterais de autoasignación de cotas» para el Reino Unido.

Votación
2 votos
Comentarios

Pesca publicará otra orden para volver a gestionar juntas las cuotas de Gran Sol