Desarrollan una boya que analizará bacterias del agua en tiempo real

El sistema puede ayudar a minimizar los efectos de la contaminación en bancos marisqueros y polígonos de bateas

.

vigo / la voz

Las Rías Baixas serán escenario el próximo año de las pruebas de campo de un sistema que, instalado sobre una boya, permitirá realizar análisis microbiológicos del agua de forma remota y en tiempo real. Se trata de un estudio pionero a nivel internacional que está realizando un consorcio en el que, entre otros socios, participan el Centro Tecnolóxico do Mar (Cetmar) y la Universidade de Vigo. El principal objetivo de la iniciativa es dar respuesta a la demanda de automatización de los programas de seguimiento de calidad de las aguas. Los resultados de Ramica, que es como se ha bautizado el proyecto, no se conocerán hasta mediados del 2018.

Un segundo objetivo, no menor, es aumentar la presencia de tecnología española en el mercado, ahora prácticamente ocupado por productos importados en el sector de la tecnología ambiental.

Ana Almécija, una de las responsables del estudio e investigadora del Cetmar, explica que si el sistema funciona tal cómo se espera, uno de sus principales atractivos será el ahorro, tanto de costes como de tiempo. Recuerda que, en la actualidad, para realizar un análisis de agua, primero hay que trasladarse al lugar elegido a recogerla y, posteriormente, llevar a cabo la preceptiva incubación en el laboratorio. «Lo que se persigue es hacer los análisis de forma automática», dice.

Añade que el sistema está pensado para detectar la presencia de bacterias coliformes en general y la E. Coli (Escherichia coli) en particular -«lo cual no significa que en el futuro puedan medirse otras cosas», señala-, de ahí que a la hora de pensar en posibles aplicaciones se haya valorado especialmente su implantación en zonas de baño, entornos de salidas de emisarios submarinos, de vertidos industriales...

Programas de alerta

Estos sistemas autónomos in situ y con comunicación en tiempo real permitirán establecer programas de alerta temprana, que pueden ser especialmente útiles para ayudar a minimizar los efectos de la contaminación en zonas de polígonos de bateas o en bancos marisqueros.

Una ventaja añadida, según Ana Almécija, es que el prototipo en el que están trabajando y que ensamblarán en enero es modular, lo que va a facilitar tanto el mantenimiento como las posibles reparaciones, ya que bastará con reemplazar el módulo averiado sin necesidad de cambiar todo el equipo.

El proyecto, que arrancó en julio del 2015, tiene un presupuesto de 1,1 millones de euros. Está financiado por el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad a través de la convocatoria Retos Colaboración con cargo a fondos Feder. Junto al Centro Tecnolóxico do Mar y al grupo de procesado de la imagen y realidad virtual de la Universidad de Vigo, completan el panel de socios el Centro de Investigaciones Submarinas (Santiago de Compostela), JMP Ingenieros (La Rioja), Laboratorio Indrops (Santiago) y Fundación Prodintec (Gijón).

Este sistema se complementará con una aplicación web que permita a los usuarios consultar los resultados con un acceso remoto.

Votación
3 votos
Comentarios

Desarrollan una boya que analizará bacterias del agua en tiempo real