España desmonta ante Holanda los sambenitos de su pesca

Ambos países analizan en un encuentro asuntos como las prácticas sostenibles y el veto a los descartes


redacción / la voz

Si ya tenía un peso significativo, Holanda ha apostado aún más fuerte por el sector atunero. La empresa holandesa Parlevliet & Van der Plas acaba de adquirir 14 buques de la compañía atunera francesa Française du Thon Océanique, alineándose casi con España en intereses en los túnidos tropicales.

Esa confluencia, además de otras cuestiones de interés común, llevaron a la Embajada de los Países Bajos a organizar el primer Encuentro Holanda-España sobre Pesca Sostenible e Innovadora, que ayer se celebró en Madrid. En ese marco, Holanda «mostró su interés por las prácticas a favor de la sostenibilidad socio-económica y medioambiental de la flota atunera española», según explicaron desde la patronal Cepesca. Apuesta demostrada en iniciativas como la primera norma Aenor para atún de pesca responsable, o el proyecto de mejora de la pesquería que desarrolla de la mano de los conservacionistas de WWF, acciones impulsadas de forma pionera a nivel internacional por la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores.

Otros asuntos abordados han sido la aplicación de la obligación de desembarque y los problemas que se avecinan, así como el impacto positivo que ha tenido la normativa comunitaria contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU, por sus siglas en inglés). Al mismo tiempo, la Administración española sugirió a la holandesa la necesidad de poner mayor ahínco en el control de las importaciones, sobre todo por parte de los países que «clave por los volúmenes de mercancías que manejamos, como Reino Unido, Alemania, Italia, Francia o los Países Bajos», expuso el secretario general de Pesca, Andrés Hermida, en la inauguración del encuentro.

Porque el peso de Holanda en el comercio pesquero no es nada desdeñable. El 80 % de la exportación de las capturas del sector pesquero holandés, con 600 buques y emplea a 20.000 personas, se destina a la UE, con España como quinto mercado más importante, exponen desde Cepesca.

Pero si algo ha tenido de bueno el encuentro es que España ha podido desmontar ante los Países Bajos muchos de los mitos negativos que achacan a su pesca. Sambenitos, gratuitos algunos, anacrónicos otros, que continúan marcando a la flota española pese a ser una de las más controladas, la que más empeño ha desplegado contra la actividad ilegal y la que está a la cabeza en el control de producto de terceros países.

Desde la patronal, su secretario Javier Garat hizo hincapié en tres de esos estigmas: 

Sobreexplotación

Atún rojo. El del estado de los stocks es uno de los sambenitos. Ayer mismo se auguraba el colapso del atún rojo en el Mediterráneo. Garat rebatía esa aseveración con la constatación científica de que su biomasa de reproductores casi duplica los niveles históricos más altos desde 1950. No solo eso, según la FAO, el 68,6 % de los recursos están en buen estado de explotación: un 58,1% plenamente explotados y un 10,5% infraexplotados. 

Arrastre

«Demonización» injustificada. Garat destacó «la eficiencia de las medidas de gestión de este arte», en especial de las dirigidas al control del esfuerzo pesquero y la localización y protección de ecosistemas marinos vulnerables. 

«Finning»

Una práctica ajena a España. La flota de palangre de superficie española nunca ha practicado el finning y, además, cumple con la política de aletas adheridas de la UE. Asimismo, defendió la sostenibilidad de la pesca de tiburón, dado que la mortalidad de la mayoría de las poblaciones de tintorera y marrajo dientuso está por debajo del rendimiento máximo sostenible. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

España desmonta ante Holanda los sambenitos de su pesca