La flota arremete contra la obligación de encender la caja azul y no moverse durante los paros temporales

La patronal pesquera se ha dirigido a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, apremiándola a que cambie el real decreto


redacción / la voz

El Gobierno se ha tomado al pie de la letra lo de las paradas temporales de la actividad pesquera.

Según el real decreto del 2015 que regula la concesión de ayudas del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) al desguace de flota y a las paralizaciones temporales de la flota, los barcos no solo deben dejar de usar los aparejos durante esos paros, sino que, además, no pueden moverse de su puerto base, con la única excepción de que así lo aconsejen razones de seguridad. Y para que las autoridades puedan verificar que el buque no se ha movido, la normativa obliga a las embarcaciones a tener la caja azul encendida durante el tiempo que dure el amarre subvencionado.

Esas dos directivas están causando serios trastornos a la flota. Y no solo operativos, sino también económicos, dado que la imposibilidad de cumplir esos requisitos ha privado a muchos armadores de recibir las ayudas por la parada temporal. Así, en Cataluña se han rechazado 137 de las 198 solicitudes presentadas. Es más, en Andalucía de los 82 expedientes, solo se aceptaron tres. Y, si no se modifica la normativa, lo mismo ocurrirá en las demás comunidades autónomas, advierten desde Cepesca.

La patronal pesquera se ha dirigido a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, apremiándola a que cambie el real decreto. Lo de tener que estar inmovilizados durante una de esas paradas temporales impide a los armadores desplazar la embarcación para llevarla al varadero y realizar las operaciones de mantenimiento y puesta a punto que tradicionalmente realizaban durante estos paréntesis en la actividad pesquera. 

Certificado

Cepesca considera imprescindible que se autorice expresamente en la normativa la posibilidad de realizar esas tareas con un certificado de las capitanías marítimas.

En cuanto a la obligación de tener encendida la caja azul, la patronal pesquera aduce inviabilidad técnica para cumplir con esa disposición, dado que mantener activo ese sistema satelital durante la parada -en la que el motor del barco está apagado- requiere que se alimente de la batería de los equipos náuticos, que llega un momento que se agotan. Mantenerla activa requeriría una inversión a mayores que, a juicio de la flota, puede ahorrarse, puesto que debe haber otra fórmula de corroborar que el barco está parado y evitar la pérdida de ayudas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La flota arremete contra la obligación de encender la caja azul y no moverse durante los paros temporales