La descoordinación entre Aduanas y Pesca paró 280 toneladas de producto

Permanecieron bloqueadas en Vigo porque no reconocieron un formulario nuevo


redacción / la voz

La descoordinación entre Aduanas (Ministerio de Hacienda) y la Dirección General de Ordenación Pesquera (Agricultura) bloqueó en el puerto de Vigo la entrada de 280 toneladas de pescado congelado procedente de Namibia durante cuatro días, entre el viernes y el martes pasados. El desaguisado se produjo porque Aduanas no dio por bueno el nuevo modelo de formulario que certifica el origen. Se trata de un papel impuesto por Bruselas, en vigor desde el 1 de mayo, y que las autoridades pesqueras españolas también conocían, claro. Pero parece que no comunicaron el cambio, al menos de forma conveniente, a sus colegas de Hacienda. Y la Aduana de Vigo paralizó la mercancía, que tuvo que esperar dentro de los contenedores durante al menos cuatro días, hasta que el entuerto quedó más o menos resuelto el martes.

Pero Juana Parada, secretaria de la Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu), no se fía del todo. Explica que todo fue un «absurdo» porque tuvo que aportar toda la documentación para demostrar que el nuevo formulario es el que vale ahora y no el antiguo T2M. Entonces, los agentes de Aduanas se comprometieron a ser flexibles y alegaron un fallo de coordinación con Ordenación Pesquera, pero Parada, y el resto de armadores, no las tienen todas consigo. La secretaria de Orpagu subraya que la prueba de fuego será cuando llegue a puerto el próximo envío de contenedores llenos de pescado, algo previsto todavía para las próximas semanas. Confía en que ya no se produzcan problemas y la mercancía pueda pasar la Aduana sin problemas, aunque, aclara, todavía «estoy esperando la respuesta de la Administración central».

Juana Parada alerta de la gravedad de que la mercancía se quede bloqueada. Aunque el pescado llega congelado, la espera puede afectar a la calidad, amén del dineral que tiene que desembolsar el armador en mantener «enchufados» los lotes, es decir, conectados a la corriente para que permanezcan bien refrigerados. Parada calcula que ese gasto ronda como mínimo los 200 euros al día por contenedor, en el que se suelen transportar 28 toneladas.

La Cooperativa de Armadores de Vigo (Arvi) alertó de los problemas que se venían encima con el nuevo formulario y solicita a las autoridades pesqueras comunitarias que autorice un período de transición durante el cual sean válidos ambos documentos, tanto el antiguo como el nuevo. Responsables de Arvi tenían previsto reunirse ayer en Bruselas con portavoces de la DG Mare y con las de la Unión Aduanera.

El T2M y ahora el nuevo formulario certifica el origen comunitario de los productos pesqueros capturados por buques europeos en aguas internacionales y transbordados en un tercer país para enviarlos a Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La descoordinación entre Aduanas y Pesca paró 280 toneladas de producto