Sorpresa en el sector por la detención de 4 miembros de la cofradía de Fene

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria registraron el pósito durante siete horas

;
Mariscadores en la puerta del juzgado de Ferrol Concentración por la detención de cuatro miembros de la Cofradía de Barallobre

fene / la voz

Por sorpresa cogió ayer a los mariscadores el registro de la Guardia Civil en la sede de la cofradía de pescadores de Barallobre, en Fene. Una operación cuyos motivos están bajo secreto de sumario, que se prolongó durante más de 7 horas y que se saldó con la detención de 4 miembros del pósito, entre ellos el patrón mayor, Carlos Rey. También fueron apresados el secretario, David Pita; el biólogo, Juan Luis Ferreiro; y el encargado de las subastas, Pablo Barcia.

Los agentes llegaron a las 10.00 a las instalaciones de la cofradía fenesa para comenzar el registro. Requisaron los teléfonos móviles e impidieron el acceso al recinto a los mariscadores. La investigación corre a cargo del instituto armado en colaboración con la Agencia Tributaria y está bajo secreto de sumario, según la Delegación del Gobierno, que confirmó las cuatro detenciones. El vicepatrón del pósito explicó que no tenía comunicación oficial sobre el proceso ni sabía la razón.

Durante la operación, los agentes registraron las dependencias de la cofradía y la lonja. Comenzaron por la planta baja, donde están las máquinas para la selección del producto, las básculas, pesas automáticas y cribadoras, el ordenador central, el equipo de control de venta al público y la caja registradora. Continuó por la planta superior, en las oficinas del secretario, del biólogo y de un auxiliar. La cofradía también dispone de una depuradora, ya que realiza venta directa del producto.

Tras recoger todas las pesquisas y retirar del pósito material requisado para la investigación, los cuatro detenidos fueron saliendo pasadas las 17.20 horas, ante los aplausos de decenas de mariscadores que permanecieron en la puerta del pósito todo el día. Los arrestados fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil en Lonzas, en A Coruña, a la espera de pasar a disposición judicial. También fue retenida durante todo el proceso una becaria, Jessica Pardo, que apenas lleva unas semanas trabajando en la cofradía, por lo que desconocía la razón de la investigación.

Dudas sobre la razón

Fuentes próximas al proceso señalaron que la investigación abierta podría haberse iniciado por un posible delito de falsedad documental, de ahí la colaboración de la Agencia Tributaria, pero durante el registro encontraron otros indicios que han ampliado el proceso. Fuentes consultadas apuntan a que se ha podido vender como marisco de zona B (en fresco) producto de zona C, que solo puede comercializarse si se somete a un tratamiento térmico o se trata en zona B, en la batea habilitada por la Xunta con ese cometido.

La batea y su «eficacia probada»

Justo ayer, la batea de depuración que emplean cinco cofradías del golfo Ártabro ocupó parte del debate en el Parlamento de Galicia. Frente a los reproches de grupos como AGE, que expuso las críticas de los usuarios al funcionamiento de una instalación en la que se han invertido 4 millones de euros desde el 2012, la directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, defendió la «eficacia más que probada de la batea» y se aferró a los datos de producción e ingresos que, según dijo, pasaron de 57.000 kilos a 226.000 kilos y las rentas medias de los mariscadores subieron de 4.000 a 14.115 euros al año. Ahora se sabrá si esa relación es real.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Sorpresa en el sector por la detención de 4 miembros de la cofradía de Fene