Quintana analizó con las Mulleres do Cerco los problemas de la flota

El encuentro se celebró a escasas jornadas de que, a regañadientes, Acerga haya aceptado un reparto de cupos que «non é a solución»


redacción / la voz

Había transcurrido ya casi un mes desde aquella reunión en Muros a la que la conselleira do Mar, Rosa Quintana, acudió para explicar el anteproyecto de Lei de Acuicultura -entonces todavía no había sido paralizado por el presidente- y solicitó el teléfono a Lucía Olveira, una de las portavoces de las que se hacen denominar Mulleres do Cerco. Son armadoras, mujeres de propietarios de embarcaciones, rederas y familiares de marineros de ese segmento de flota que decidieron asumir la reivindicación de los armadores del cerco cuando, después de estar tres meses acampados frente a San Caetano, estos acordaron regresaron al mar.

Comenzaban a desesperar ya cuando esa llamada se produjo. Quintana citó para ayer por la tarde a ese colectivo para «falar da situación pola que pasan os barcos do cerco co actual reparto de cotas».

El encuentro se celebró justo el día en que sale publicado el reparto de las cuotas de la xarda y a escasas jornadas de que, a regañadientes, Acerga haya aceptado un reparto de cupos que «non é a solución», pero al menos palía las estrecheces de los que tienen menos cupo. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Quintana analizó con las Mulleres do Cerco los problemas de la flota