Cinco lonjas acaparan el 80 % de la pesca fresca subastada en Galicia

La facturación de las rulas gallegas subió hasta los 457 millones, un 6 % más


redacción / la voz

Para marisco, las lonjas de Arousa y Noia; para merluza, Celeiro; para bonito, Burela; para rape, Vigo... Hay rulas que, dentro de la generalidad, tienen su propia especialidad. Se aprecia en el informe de resultados de las ventas en los recintos gallegos de subastas correspondiente al año pasado, que ayer se presentó en el Consello da Xunta.

Según ese documento, la facturación de las lonjas subió un 6 % con respecto al ejercicio anterior, hasta alcanzar la cifra más alta de los últimos cuatro años: 457 millones de euros. Es lo que se obtuvo por la comercialización de 180.300 toneladas de pescado y marisco fresco, un volumen un 3,6 % inferior al del 2014. Es decir, que con menos kilos de pescado se obtuvo más rendimiento económico.

Lo que constata el informe presentado ayer en el Consello da Xunta es una tendencia cada vez mayor a la concentración de las ventas en un puñado escaso de lonjas. Así, de esas 180.300 toneladas, el 80 % se subastaron en A Coruña, Vigo, Celeiro, Burela y Ribeira, recintos que, además, acaparan el 75 % del volumen total de facturación.

El análisis realizado por la Xunta aprecia que este incremento de los ingresos ha sido posible gracias «ao bo comportamento das vendas de peixes e bivalvos». Sobre todo, pescados, que son el producto que mayor peso tienen en el total de la facturación: un 77 %. El segundo grupo en importancia es el de los bivalvos, que supone un 14 % de todo lo subastado.

La merluza, a la cabeza

Un año más, la merluza revalida su posición como primera especie de las lonjas gallegas en términos de facturación. Más de un tercio de esos 457 millones fueron ingresados por la venta de este producto. Se comercializaron en total 32.500 toneladas, por las que se ingresaron 131 millones de euros. Y aunque figura en el catálogo de casi todos los recintos de subastas, lo cierto es que el 70 % de los ejemplares se despacharon en las rulas de Burela y Celeiro.

La segunda especie en importancia es el rape. Eso si se atiende a los euros que reporta, porque por volumen lo es la xarda. Por las 7.732 toneladas de peixe sapo que se subastaron en el 2015 se ingresaron 43 millones de euros. Eso sí, en este caso las ventas todavía están más concentradas, ya que el 80 % de esa cifra se facturó en la lonja de Vigo.

Almeja y berberecho

En el tercer lugar del ránking por rentabilidad aparece la almeja japónica, especie de la que el año se subastaron más de 1.800 toneladas por las que se obtuvieron 13,6 millones de euros. Muy poco menos se ingresó por el berberecho: 13,4 millones por las 2.600 toneladas que se pusieron a la venta. Tampoco es nada desdeñable lo que se facturó por la venta de pulpo: 10 millones, por 1.700 toneladas.

Si en ventas de almeja y berberecho las lonjas de Arousa y de Muros-Noia se llevan la palma, en subasta de pulpo el liderazgo es para Ribeira, con un 17 % del total.

Magnitudes

457 mill. ?

Facturación. Es un 6 % más de lo que se ingresó por ventas en el 2014.

180.300 t.

Volumen. Por las lonjas pasó un 3,6 % de producto menos.

131 mill. ?

Merluza. Es, por volumen y facturación, la principal especie.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cinco lonjas acaparan el 80 % de la pesca fresca subastada en Galicia