Un «hacker» exige 1.500 euros al pósito de Cesantes tras lanzar un ciberataque

La cofradía ha tenido durante 8 días bloqueadas sus cuentas y el programa informático


redondela / la voz

Un pirata informático ha mantenido en jaque durante una semana a la Cofradía de Pescadores San Juan de Cesantes, situada en el municipio de Redondela. El hacker, que ha utilizado presuntamente un servidor alojado en Rusia, ha lanzado un ciberataque que ha impedido que el trabajo de la cofradía se desarrollase con normalidad y que el pósito pudiese pagar sus facturas y cobrar a través del banco. «Hace ocho días se fundió de repente la pantalla de los ordenadores, que se volvió completamente azul», explica el patrón mayor de Cesantes, Clemente Bastos.

Una funcionaria del pósito relata que el pirata consiguió un encriptado de todos los archivos y del programa de gestión de la cofradía. A raíz de eso, «quedó todo inutilizado y tuvimos que volver a realizar las subastas a viva voz», cuenta Bastos. «Hemos tenido bloqueadas las cuentas y no hemos podido pagar ni cobrar», añade el patrón mayor.

Bastos indica que el pirata ha conseguido saltarse todos los cortafuegos de seguridad y se han introducido en el sistema. La intención del hacker era clara, como se puso de relieve al cabo de varios días en los que la cofradía no consiguió arreglar la situación. El pasado miércoles recibieron un mensaje del presunto saboteador exigiendo 1.500 euros para restaurar todo el sistema. «No le hemos pagado y hemos denunciado el caso ante el Cuerpo Nacional de Policía», asegura el patrón mayor.

La demanda se presentó ya el primer día en que los informáticos contratados por la cofradía confirmaron que se trataba de un ciberataque en toda regla. «Vamos a ampliar la denuncia inicial formulada a la policía con la del chantaje recibido. En ningún momento hemos creído que fuésemos a recuperar la información si pagásemos, porque hay gente que sufre ataque de este tipo y paga y luego nunca recuperan sus archivos», manifiesta el patrón mayor.

Trabajo ingente

Los técnicos han conseguido volver a poner en funcionamiento el programa y a partir de ahora quedan unos meses de ingente trabajo para volver a introducir los datos perdidos, de los que tienen copia en papel.

Una funcionaria de la cofradía también sufrió otro ataque informático en octubre. «Usaron mi correo para enviar una orden de transferencia a mi banco por importe de 4.800 euros. En esa orden ordenaban a mi entidad a que enviasen el dinero a una cuenta domiciliada en China. En mi banco desconfiaron y me alertaron de lo que pasaba».

Un problema que casi trunca la campaña del choco, que arranca con buenas expectativas

La cofradía de Cesantes ha conseguido recuperar su programa informático justo a tiempo para empezar la campaña del choco, producto estrella de Redondela, que a punto estuvo de complicar el ciberataque. Las perspectivas son buenas: «Hay muchos ejemplares pequeños en la entrada de la ría y eso es buen síntoma», apuntan desde el pósito. En dos días han capturado mil kilos. Se han vendido a un precio medio de seis euros el kilo, empezando la subasta en ocho euros. La mayor parte de los cefalópodos ha sido adquirida por mayoristas que lo comercializan en restaurantes de Madrid y Barcelona, donde este producto está muy cotizado por el certificado de calidad que posee.

Buena fama

La marca choco de Redondela se ha hecho con un hueco importante entre los grandes restauradores, gracias a la calidad del producto y lo bien que se trata antes de servirlo en la mesa. «Los pescadores mantienen las capturas en el agua hasta la hora de la subasta y en cuanto se traen a tierra las capturas se guardan en las cámaras frigoríficas», señala Bastos.

En Redondela hay 31 embarcaciones que capturan este cefalópodo. La mayoría lo hacen mediante el sistema de trasmallo aunque hay tres que emplean el sistema tradicional de las nasas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un «hacker» exige 1.500 euros al pósito de Cesantes tras lanzar un ciberataque