El cerco subraya que la subida del cupo de jurel agrava la desigualdad

«O que teña 40 toneladas subirá a 51 e o que ten 6.000 kilos terá 7.600»


redacción / la voz

El cerco afiliado a Acerga (Asociación de Armadores de Cerco de Galicia) regresó ayer de Bruselas con la misma reivindicación en la maleta: que se anule el reparto de actual de cupos por embarcación y que se sienten todas las partes a buscar una distribución que satisfaga y, lo más importante, permita vivir o seguir viviendo de la pesca a todos los profesionales del cerco.

Ni la propuesta de la Comisión Europea, que conocieron en la capital belga, de elevar un 27 % el cupo de jurel para la zona VIIIc (de Fisterra al golfo de Vizcaya) y un 15,3 % para la IXa (de Fisterra al golfo de Cádiz), es suficiente para aplacar sus reivindicaciones. Porque la escasez de cuota es un problema, pero más lo es un sistema de reparto que prima las capturas históricas.

Evidentemente, la subida de un 27 % del TAC (total admisible de capturas) de jurel es algo positivo. Pero lo que hace es aumentar la brecha entre las embarcaciones. «Agrava as diferenzas e as desigualdades, porque o que ten 40 toneladas para todo o ano subirá a 51 e o que dispoña de 6.000 quilos terá 7. 600 quilos. Estamos na mesma», señala Andrés García, representante de Acerga.

Análisis del reparto

El integrante de la delegación del cerco que se desplazó a Bruselas en busca de una solución para un problema que tiene a 120 barcos gallegos amarrados y a sus armadores acampados a las puertas de San Caetano hizo un balance positivo de la expedición a las instituciones comunitarias, donde no encontró solución, ni encuentro con el comisario de Pesca, Karmenu Vella, pero sí amplia comprensión. Y el compromiso de que se analizará el caso que denuncian y se vigilará que España esté cumpliendo lo que marcan las directrices de la política común de pesca (PCP), que en su artículo 17 llama a «ter en conta os aspectos socioeconómicos» y sostiene que hay que garantizar «a igualdade de acceso ás augas e aos recursos», repitió García.

Que haya sido el director general de Pesca y Asuntos Marítimos (DG Mare), João Aguilar Machado, el que haya ofrecido su compromiso personal a revisar el asunto da más confianza a Acerga, que también se mostró satisfecho con el apoyo de Alain Cadec, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo.

Manifestación en Santiago

Ya de vuelta, el calendario de protestas sigue. Además de la acampada que lleva más de 20 días plantada frente al edificio de la Xunta, los armadores preparan la manifestación que el domingo, a las 11.30, realizarán en Santiago. Saldrá de la plaza do Obradoiro.

¿La reivindicación? No ha cambiado: anular el reparto y sentarse a buscar uno nuevo. Cierto que hay un compromiso del secretario general de Pesca, Andrés Hermida, de revisar el reparto al final de la campaña, pero no es menos cierto que también hay preparado un nuevo borrador de plan de gestión del Cantábrico, para sustituir al que fue anulado por la Audiencia Nacional en el que reproduce punto por punto el plan anterior y, por tanto, mantiene el reparto individual por buque basado en criterios históricos, de ahí que duden de que haya voluntad de cambio.

«Nós defendemos que o criterio sexa lineal por tripulante, pero o caso é sentarse e buscar un que satisfaga a todos, que non xere tantas desigualdades», dice Andrés García.

Revientan una conferencia de Feijoo en Madrid

Querían que el presidente de la Xunta los escuchase y se plantaron en Madrid, donde Feijoo pronunciaba una conferencia en el club siglo XXI. En eso estaba cuando uno de los armadores del más del centenar que viajó hasta Madrid se levantó e intentó entregarle la carta escrita por el hijo de un armador, pero fue desalojado, como antes lo habían sido sus compañeros. En la calle, los cerqueros fueron despejados por los antidisturbios de delante del hotel donde se celebraba el foro. foto benito ordóñez

El BNG insta al PP a «marchar para a casa» si no es capaz de conseguir cuotas «xustas»

La situación de parte del cerco gallego por la distribución de cupos entre barcos enfrentó ayer al partido que sustenta el Gobierno de la Xunta y los de la oposición. Todo a cuenta de una proposición del BNG en la que pedía un reparto de cuotas para la flota gallega que atendiese al número de barcos y puestos de trabajo, dado que con los criterios empleados para el actual -en el que las capturas históricas tienen un peso del 70 % sobre otros parámetros socioeconómicos-, 153 barcos gallegos tienen el 25 % del cupo total y 59 vascos acaparan el 50 %, según explicó el portavoz nacionalista Daniel Rodas.

Enmienda de sustitución

La moción decayó por falta de apoyo del PPdeG. Su portavoz para asuntos de Pesca, José Manuel Balseiro, defendió una enmienda de sustitución para solicitar un «estudio que determine os criterios a empregar para que a flota galega do cerco poida acadar máis posibilidades de pesca», lo mismo que plasmó en una moción que lleva su firma y que se tratará en otra sesión. Balseiro repitió lo que ya se ha oído a la conselleira Rosa Quintana, que el cerco dispone de un 52 % de posibilidades más desde el 2009 y que «hai que analizar ben os cambios para modificar o reparto pois se corre o risco de que, para que gañen algúns, perda o conxunto do cerco galego». Si la moción presentada ya le valió por sí misma la acusación de electoralista, los reproches de Balseiro culpando al anterior Gobierno del PSOE y a la pesca olímpica que provocó la sobrepesca, exasperó a Daniel Rodas, que invitó al PPdeG a «marchar para a casa» si después de 7 años «gobernando a Xunta e 30 o país aínda non saben os criterios para un reparto xusto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El cerco subraya que la subida del cupo de jurel agrava la desigualdad