Marineros jubilados gallegos exigen su pensión en los tribunales noruegos

Pleitearán en Oslo antes de acudir al Tribunal de Derechos Humanos


Redacción / La Voz

España no irá directa contra Noruega. Según explicaron los asesores legales del Gobierno a los representantes de la asociación Long Hope -que agrupa a marineros jubilados que trabajaron en buques mercantes noruegos y pagaron impuestos sin generar derecho a recibir una pensión-, la fórmula que empleará es personarse como parte en la reclamación que dos marineros austríacos han presentado contra Holanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por violación de los derechos humanos al negarles el derecho a una pensión de jubilación. De prosperar esa demanda, España podría usarla para reclamar a Noruega que devuelva esas contribuciones que hicieron pese a no ser residentes, una condición por la que, curiosamente, se les privó de poder recibir prestación económica al retirarse de la vida activa.

Claro que hasta octubre no está prevista la vista oral. Y el juicio en el Tribunal de Luxemburgo sería, como pronto, en enero. Un tiempo que los ex marineros afectados -en torno a 10.000 gallegos- no están dispuestos a esperar de brazos cruzados a que se resuelva. Así que ya han puesto en marcha «a máquina de guerra» para actuar contra Noruega, explica Alberto Paz, portavoz de Long Hope. Ya han designado un abogado allá en Noruega para poner en marcha la vía alternativa a la demanda interestatal, que no es otra que el colectivo afectado pleitee directamente en los tribunales del país antes de acudir al Tribunal de Derechos Humanos para denunciar la discriminación que sufrieron por razón de nacionalidad.

Un proceso costoso

Tienen por delante tres instancias y que hacer frente a unos gastos que superan los 150.000 euros, pero están dispuestos a ir hasta el final en una cuestión en la que, están convencidos, la razón les asiste. Un convencimiento en el que los refuerza la conclusión de la Comisión Europea, que no duda de que Noruega cometió una «injusticia social grave» y el trabajo del profesor doctor de la Facultade de Dereito en A Coruña Xosé Manuel Carril, que concluye que España llevaría todas las de ganar si demanda a Noruega.

El propio Gobierno admitió, según Long Hope, que hay caso contra Noruega, pero que prefiere esta vía indirecta, una postura que el colectivo afectado «acepta, pero non comparte», dice Paz, de ahí que continúen en la calle mostrando su malestar. Malestar contra Noruega porque no les quiere reconocer sus derechos y malestar contra España por no defender a sus ciudadanos como lo haría Oslo: «Por catro dos seus nacionais, Noruega non dubidaría en denunciar a España», argumenta Alberto Paz. Se ve que por 12.000 españoles «España non o fai», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marineros jubilados gallegos exigen su pensión en los tribunales noruegos