Los vertidos a las rías convierten 12 zonas de producción en áreas C

El marisco no se puede vender fresco, sino tras ser depurado


redacción / la voz

Con un pie más que metido en el siglo XXI, Galicia sigue arrastrando problemas que en muchos países son propios de la prehistoria. Los vertidos de aguas residuales procedentes de los gallegos siguen mezclándose con el mar en casi todas las rías gallegas, que no conocen más que de oídas la palabra saneamiento o depuradora. Como en el tercer mundo.

Esa contaminación afecta a los bancos marisqueros, tanto que doce zonas de producción están declaradas como zonas C por la Consellería do Mar. Todas las almejas que se alimentan en esas áreas no se pueden comercializar en fresco. Tienen que ser sometidas a un proceso de depuración porque tienen altos niveles de una bacteria de nombre escherichia coli (conocida por su abreviatura e. coli) que se encuentra generalmente en los intestinos de los animales. Y de ahí, a las rías. Las últimas zonas en incorporarse a esa lista de zonas C son dos polígonos de mejillón de Portonovo. No es frecuente que el mejillón se contamine con esa bacteria, pero ha ocurrido para frustración de los bateeiros de esa parte de la ría de Pontevedra. Este gremio se enfrenta ahora a un problema añadido al más que frecuente cierre de las bateas por las biotoxinas. Pero a diferencia de este, provocado por un proceso natural para el que no hay solución, la contaminación de las rías sí tiene un remedio. Fuentes de la asociación de bateeiros Amecomra se confesaron indignadas y recordaron, además, que las autoridades europeas sancionaron a España por la ausencia de saneamiento en las rías.

El peligro de contagio a otros polígonos es real. De momento, las dos recién declaradas zonas C pasarán así al menos tres meses.

Las otras áreas que no pueden comercializar el marisco en fresco por contaminación orgánica de las aguas están en la ría de Viveiro (parte media e interna); Ferrol (ensenada de A Malata y parte interna de As Pías, salvo A Gándara); estuario del río Mandeo (parte externa y media); parte media de la ría de Corcubión; Saco de Fefiñáns, en Cambados; zona del banco de Os Praceres, en la ría de Pontevedra, estuario del río Miñor y ensenada de Larache (Vigo), según figura en la página web del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar).

La ensenada de Caranza, D

En toda Galicia hay una sola zona D, de la que no se puede extraer nada para su comercialización dado el alto nivel de contaminación. Está en la ría de Ferrol: es la ensenada de Caranza.

El Plan de Acción para o Marisqueo puesto en marcha por la Federación Galega de Confrarías, apoyado por la Consellería do Mar, está diagnosticando toda la costa gallega para saber por qué hay menos recursos marisqueros y analiza aspectos como la incidencia del furtivismo y también la calidad de las aguas. La lucha contra la contaminación orgánica y a favor de la depuración de las rías es, como se ve, uno de los principales objetivos de ese plan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los vertidos a las rías convierten 12 zonas de producción en áreas C