Ecologistas cifran en 5,1 millones el valor la merluza negra del «Kunlun»

El pesquero sigue fondeado en Phuket y su tripulación se encuentra bien


redacción / la voz

La organización ecologista Sea Shepherd, látigo de los piratas del océano austral con su campaña Icefish, ha valorado en 5,6 millones de dólares (5,1 millones de euros) la carga que llevaba en sus bodegas el pesquero Kunlun, ahora retenido en Tailandia con el nombre de Taishan, con cuatro tripulantes gallegos a bordo, y que varias fuentes vinculan a la empresa de Ribeira Vidal Armadores. Una mercancía que, según los ambientalistas, valdría más que el propio barco.

Las últimas informaciones recogidas en la prensa local señalaban que las autoridades de Tailandia estaban estudiando qué hacer con la carga, si decomisarla y destruirla por las irregularidades encontradas -figuraba en los papeles como mero gigante (Epinephelus lanceolatus) y era merluza negra (Dissostichus eleginoides)- o si devolvérsela al barco. El pescado había sido enviado a bordo de ocho contenedores refrigerados a Songkhla para posteriormente fletarlo en barco hacia Vietnam.

Las autoridades tailandesas siguen investigando al barco, al que ya han encontrado múltiples irregularidades en virtud de las leyes del país, como que el capitán peruano no tiene la titulación adecuada para mandar un buque de las características del Kunlun, o que se han borrado los registros del barco e, incluso, que no ondea la bandera nacional, como habría declarado la tripulación al entrar en aguas tailandesas como Taishan. Pero, aunque graves, poco tienen para acusarlos de pesca ilegal. Por lo de pronto, no se han encontrado redes a bordo y, según las autoridades del país asiático, su legislación no pone demasiadas facilidades para actuar contra un barco que no ha pescado ilegalmente en aguas tailandesas, sino en alta mar.

Sea Shepherd sospecha que ha tirado los rascos al mar para deshacerse de pruebas, dado que ha sido avistado empleando redes para capturar merluza. Eso supone un problema añadido, puesto que ese tipo de aparejos de enmalle continúan realizando lo que se denomina pesca fantasma, dado que quedan en el fondo y las especies siguen quedando enredados y, como nadie va a recoger ese arte, seguirá pescando durante años.

Paseos por Phuket

De todos modos, Tailandia sigue investigando al buque reclamado por la Interpol. Este todavía está fondeado frente al puerto de Phuket y toda la tripulación se encuentra bien, incluso el marinero ribeirense que tuvo que ser hospitalizado hace poco más de una semana, Rafael Graña, que ya ha restablecido. Los marineros pueden moverse sin problema por la población y, de hecho, se les ha visto pasear por el puerto de Phuket. También se han puesto en contacto con sus familias, aunque desconocen cuándo podrán regresar. Los cuatro españoles han sido atendidos por el encargado de asuntos consulares de la embajada española en Bangkok, que está pendiente del caso.

Aplauso a Tejerina por la «Sparrow»

Colto, la Coalición de Pescadores Legales de Toothfish (merluza negra), y ASOC, las asociaciones ecologistas de la Antártida, se han dirigido a la ministra Isabel García Tejerina para felicitarla por la operación «Sparrow», lanzada por Agricultura para descubrir los vínculos entre los pesqueros piratas de la Antártida y las empresas españolas. Armadores y ecologistas ofrecen ayuda al ministerio si necesitan más aclaraciones y le desean éxito en una campaña que ya tuvo como antecedentes el castigo a seis tripulantes españoles enrolados en un pesquero pirata.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Ecologistas cifran en 5,1 millones el valor la merluza negra del «Kunlun»