Interceptados en aguas de Australia los dos barcos acusados de pesca ilegal en la Antártida

Las dos embarcaciones, vinculadas a la empresa gallega Vidal Armadores, huyeron el pasado mes de Nueva Zelanda tras ser sorprendidos capturando austromerluzas


Sídney

 La organización ecologista Sea Shepherd ha interceptado hoy en aguas australianas a dos de los tres barcos pesqueros que huyeron el mes pasado de Nueva Zelanda tras ser sorprendidos capturando austromerluzas en aguas antárticas.
El Yongding y el Kunlun, sobre los que pesa una notificación púrpura de la Interpol y que están supuestamente vinculados a la empresa gallega Vidal Armadores, fueron encontrados por el barco Sam Simon «dentro de aguas australianas con equipo de pesca prohibido en sus cubiertas», denunció Sea Shepherd en un comunicado.
El lugar donde fueron sorprendidos está gestionado por Australia según establece la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, en inglés). 

El Yongding y el Kunlun, que llevaban banderas de Guinea Ecuatorial cuando fueron interceptados por la Armada neozelandesa el mes pasado, están en la lista negra que tiene la CCAMLR sobre los barcos que pescan ilegalmente en las aguas antárticas.
No es la primera vez que se ha sorprendido al Yongding y al Kunlun en aguas australianas ya que ambas embarcaciones «tienen una larga historia de violaciones de pesca y acciones agresivas», dijo el capitán del Sam Simon, Sid Chakravarty, que se quejó de la inacción de las autoridades de Australia y Nueva Zelanda.
La Interpol emitió notificaciones púrpuras a mediados de enero contra el Yongding y el Kunlun, además del Songhua, que se cree que pertenecen a Vidal Armadores, por sus supuestas actividades de pesca ilegal coordinada en aguas antárticas.
El barco Sam Simon de Sea Shepherd logró retirar a mediados de enero 70 kilómetros de redes de enmalle, que son ilegales y además devolvió al mar a unos 1.400 peces, que pesaban en total unas 50 toneladas.
La austromerluza, también conocida como bacalao de profundidad, merluza negra o róbalo chileno, es una especie protegida que llega a medir más de 2,2 metros de largo y pesar cien kilos, y es uno de los peces de mayor tamaño de la Antártida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Interceptados en aguas de Australia los dos barcos acusados de pesca ilegal en la Antártida