Ultimátum de los marinos jubilados gallegos a Noruega

Irán a los tribunales si no les devuelven ya los impuestos que pagaron indebidamente


redacción / la voz

La lucha de los exmarineros gallegos que trabajaron a bordo de mercantes noruegos por recuperar el IRPF que pagaron indebidamente sigue abierta. Han ido sumando soldados a su causa, como la eurodiputada gallega Lidia Senra, de AGE, que ha conseguido que más de una treintena de sus colegas en el Parlamento Europeo -de España, Italia, Grecia, pero también de Suecia, Finlandia y de la misma Noruega- firmen al pie de una carta que remitirán a la primera ministra del país, Erna Solberg, exigiendo una solución a un problema que está pendiente desde hace décadas. O el consejero de la Embajada española en Noruega, Raúl Bartolomé, que ya tiene concertada una cita a finales de mes con el presidente del Parlamento para poner fin al único aspecto que chirría en las relaciones bilaterales entre España y Noruega. E, incluso, el Gobierno español, que a través del Ministerio de Trabajo, corroboró hace un par de semanas su disposición a ayudarlos a poner fin a una cuestión que en las más variopintas instancias han calificado de «injusticia social grave». Pulso duro Pero las huestes noruegas no se amilanan. Hasta ahora han desoído las reivindicaciones de los afectados, que superan los 10.000 y la gran mayoría son gallegos. El pulso va a ser duro. Long Hope, la asociación que aglutina a aquellos que pagaron impuestos en Noruega cuando no tenían que hacerlo y que tampoco generaron derecho a pensión a pesar de haber contribuido a sustentar el paraíso social de los nórdicos, se muestra inflexible y no piensa renunciar a lo suyo. «Non imos ceder baixo ningún concepto», asevera Alberto Paz Viñas, portavoz de la agrupación de exmarineros. Y mientras preparan la que será la segunda manifestación del colectivo en Madrid, el día 23, para reclamar la devolución del IRPF que pagaron durante años, mantienen el contacto con sus abogados en Noruega, que «están preparados para presentar o pleito contra o Goberno». Solo esperan la orden de Long Hope. Y esta demanda, previa a llevar el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, llegará si antes de finales de mes no reciben una solución satisfactoria a sus demandas. Hasta once demandados La relación de demandados irá encabezada por el Gobierno noruego, pero no estará solo. Lo acompañarán hasta once organismos. Todos los que en 1970 se negaron a que el país firmase un acuerdo bilateral con España: el sindicato de marineros noruegos, al que estaban obligatoriamente afiliados, la confederación de sindicatos, la asociación de empresarios, la de armadores, la de capitanes, la de maquinistas y jefes de máquinas... Todos los que en su día les denegaron el derecho que tenían. El día 23, los exmarineros y sus aliados -entre ellos están UGT, CC.?OO. y el sindicato de estudiantes- recorrerán el centro de Madrid -desde la plaza de Callao hasta la Puerta del Sol vía calle Preciados- con pancartas en español, inglés y noruego pidiendo la devolución del IRPF a los en torno a 12.000 marineros que sirvieron de mano de obra útil en sus barcos mercantes y que ahora se han visto desasistidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Ultimátum de los marinos jubilados gallegos a Noruega