El valor social y familiar de las fiestas en tiempos de pandemia

Luis R. Patiño

XERMADE

26 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La manera en que pasamos los días de fiesta y hacemos reuniones ha cambiado mucho desde que comenzó la pandemia. Tanto adultos como niños han pasado momentos de mucho estrés. Por eso, es importante seguir celebrando y reuniéndonos, pero buscando una manera creativa de hacerlo. Celebrar un día de fiesta en nuestras parroquias puede ayudar a aliviar la «fatiga pandémica», ya que nos permite volver a conectarnos con familiares y amigos. Pero debemos hacer esto de una manera segura.

Como párroco en Xermade, en Guitiriz y en otros municipios deseo que siga la gente celebrando las fiestas pero hay distintas maneras de disfrutar de las fiestas y reuniones con nuestros amigos y seres queridos, siendo felices y estando a salvo. La opción más segura en este momento es celebrar las fiestas y las reuniones solo con miembros de la familia que vivan en la misma casa. Para conectarse con amigos y seres queridos que no viven en su casa, organicen los concellos un evento virtual. Pueden charlar mientras comen, juegan, ven las calles y las aldeas de su pueblo o comparten recetas. Las bodas, los funerales, las graduaciones y otros momentos importantes se pueden compartir de forma virtual, lo que permite que muchas personas, vivan lejos o cerca, participen. De ser posible, reúnanse al aire libre, en los jardines; y si es en grupo, en los campos de la fiesta, pero ya delimitados y que todo el mundo respete esos espacios.

Las personas mayores de 2 años deben usar una mascarilla, excepto cuando comen y beben. Limítese el número de invitados para que las personas de diferentes hogares puedan permanecer al menos a 6 pies (2 metros) de distancia. Colóquense sillas o mesas con antelación para que la gente sepa dónde podrá sentarse de manera segura.