Caballero, en el minado feudo besteirista mientras se gesta el partido de Martínez

El PP, que no acaba de cerrar la vía de agua de Foro Lugo, se dota de una app para comunicarse con los suyos


lugo / la voz

En el panorama político lucense las cosas se mueven ya plenamente a ritmo preelectoral. Mientras se barajan plazos muy cortos para la constitución de la nueva organización de ámbito provincial, el PP pone a punto vías de comunicación con sus afiliados y el líder de los socialistas gallegos se deja caer por Lugo, donde, como es sabido, se mueve como en territorio comanche en cuanto a la cúpula provincial. Mientras tanto, y en relación directa con el panorama electoral, en Suplusa sigue el pulso entre Manuel Martínez y el gobierno que preside Darío Campos.

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, estuvo días atrás en la provincia para hacerse una foto en Xermade, al pie de una carretera necesitada de mejoras. Caballero vuelve a explorar esta mañana el panorama político lucense. Será recibido, según parece, en la casa consistorial por el gobierno local. La afinidad del besteirismo con Caballero, como se sabe, es la justa, pero es obligado hacer partido. En Lugo, la referencia de la ejecutiva gallega del partido es la concejala de Economía, Ana Prieto, responsable de la secretaría de programas, un área que, con elecciones dentro de un año, cobra una especial relevancia.

Es de suponer que el secretario provincial del partido, Álvaro Santos, expondrá, como hizo recién llegado al cargo, su preocupación (si le preocupaba entonces, es de suponer que sigue preocupado) por el nacimiento de una nueva fuerza política de ámbito provincial. Una preocupación que, por otra parte, no debió de pesar mucho cuando el gobierno provincial optó por el desencuentro con Manuel Martínez. Este veterano socialista, que ya no militante del PSOE, será, o así parece, una de las piezas fundamentales del nuevo partido, en el que tendrá protagonismo, si cuaja, otro exmilitante de renombre, Jesús Otero. Si las cosas son como parecen, y en política solo a veces es así, para la constitución de este nuevo partido, en el que también habrá nombres con resonancia popular, se darán pasos decisivos en la última quincena del mes en curso.

El PP prueba convocatoria electoral tras convocatoria electoral instrumentos para hacer llegar a los suyos con rapidez los mensajes, algo especialmente relevante cuando están cerca las citas con las urnas. Esta vez es la aplicación Populares Lugo App, ya disponible de modo gratuito. En las pasadas elecciones locales, el entonces candidato popular a la alcaldía, Jaime Castiñeira, presentó también una app para la ocasión; dio tan buenos frutos como el taburete de sus mítines callejeros. El resultado electoral fue el que fue. Ahora, la muy activa presidenta provincial, Elena Candia, señala: «Todos sabemos a influencia que teñen hoxe en días os medios on line. Por iso, no PP de Lugo puxemos en marcha esta iniciativa bidireccional que tamén nos permitirá tomar decisións naqueles asuntos que realmente preocupan aos cidadáns». Espera que los ciudadanos, en general, y los afiliados, en particular, encuentren en dicha herramienta una vía útil para exponer sus propuestas y preocupaciones. Por cierto, al PP se le agotará el próximo día 15 el plazo para cerrar un posible acuerdo con Foro Lugo Independiente, presidido por Ildefonso Saavedra; FLI es una de esas vías de agua electorales que le interesa taponar cuanto antes.

Parece que el plazo dado por FLI está en relación con las previsiones para que el PP confirme a Ramón Carballo como cabeza de lista por Lugo. Tal confirmación, con ser relevante, no es urgente; lo urgente, en opinión de numerosos afiliados, es que Carballo se deje ver ya como aspirante a la alcaldía. Y tiene una buena plataforma para hacerlo en el casón de Armanyá; la app está bien, pero no es suficiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Caballero, en el minado feudo besteirista mientras se gesta el partido de Martínez