Una Semana Santa que salva todos los inconvenientes

La celebración que comparten parroquias chairegas y coruñesas tuvo  lugar pese al mal tiempo


Vilalba

E se chove, que chova. La celebración de la Semana Santa que comparten dos parroquias de Terra Chá, la de Momán (Xermade) y Labrada (Guitiriz), y  otras de los vecinos municipios coruñeses de Aranga y Monfero, no se anula así caigan aguaceros o granizadas. La imágenes van de unas parroquias a otras (las primeras salen de Momán) transportadas en remolques cubiertos con toldos, que tapan las tallas y protegen a los vecinos que participan en el traslado.

Así ocurrió de nuevo ayer, en un día en el que el mal tiempo fue notable. El sacerdote encargado de las parroquias, Luis Rodríguez Patiño, destaca la gran colaboración de los vecinos en los oficios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Una Semana Santa que salva todos los inconvenientes