Los ataques de lobos a vacas en Lugo se duplican en siete años

Las reses vacunas dañadas fueron más de la mitad de los casos que se registraron en la provincia durante el 2016, en el que se incrementó el número de avisos


LUGO / LA VOZ

Tomando como referencia caballos, ovejas, cabras y vacas y datos correspondientes al período 2010-2016, los ataques de lobos al ganado en la provincia de Lugo sufren oscilaciones, notables de algunos años a otros; pero los ataques a vacas parecen seguir una notable tendencia al alza. Según datos facilitados la semana pasada por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, el número de vacas atacadas en el año pasado (las cifras no computan más allá del 22 de diciembre) fue de 201; en el 2010, casi la mitad exactamente: 101.

Las vacas dañadas por ataques de lobos son ahora más numerosas que en el 2010, aunque en este tiempo también han sufrido oscilaciones. Las 101 afectadas en el 2010 pasaron a 114 en el 2011; subieron a 116 en el 2012; se incrementaron a 133 en el 2013, y bajaron a 129 en el 2014; desde entonces se han registrado dos notables incrementos, ya que el 2015 se cerró con 154 avisos y en el 2016 -llegando al 22 de diciembre? se rebasaron los 200.

En cambio, el número total de reses muertas ha ido bajando, hasta el punto de que la cifra del 2016 (396) es poco más de la mitad de la del 2010 (720). Desde el 2010, solamente dos veces se superaron los 600 casos (656 en el 2012 y 615 en el 2014), y las estadísticas de los tres últimos años parecen indicar una tendencia a la baja (615 en el 2014, 496 en el 2015, 396 en el 2016).

El número de avisos registrados por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio equivale de una manera muy aproximada al numero total de ataques. Según explicaciones de gabinete de comunicación de ese departamento, resultan «moi, moi pequenos» los casos en los que un aviso recibido no se corresponde con un ataque que se haya producido.

 Oscilaciones

Mientras tanto, en caballos, ovejas y cabras hay incrementos y disminuciones. Tomando como referencia los años 2010 y 2016, se pasó de 66 a 120 caballos; en cuanto a las ovejas, se bajó de 500 a 315 sin que se volviesen a alcanzar los 400 en ningún año; por lo que respecta a las cabras, se descendió de 53 a 42, aunque por el medio se llegó alguna vez a más de 60 avisos contabilizados (64 en el 2012).

Por otra parte, en los últimos tiempos se dan casos en los que los ataques se concentran con cierta frecuencia en una determinada zona: por ejemplo, una explotación ganadera del municipio de Xermade sufrió, el año pasado, la muerte de siete animales, seis novillas y una vaca, en un mes, con reses atacadas en terrenos situados en las parroquias de Cazás (Xermade) y de Codesido (Vilalba). También explotaciones del municipio de Friol han visto cómo los lobos atacaban las reses más de una vez.

También perros

Aunque no entran en esas estadísticas, también trascienden en los últimos tiempos los casos en los que lobos atacan a perros, de caza en numerosas ocasiones. Esas situaciones se han dado repetidas veces en el municipio de Guitiriz. En algunos casos, hasta se dan ataques cerca de las casas, aunque no siempre se llegan a consumar: hace varias semanas, en San Salvador de Parga, un lobo atacó a un perro por la noche, aunque el dueño se despertó al oir ruido y el lobo acabó huyendo del lugar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Los ataques de lobos a vacas en Lugo se duplican en siete años