El caso Desirée se encamina hacia el juicio tras el fin de la fase de diligencias

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

VILALBA

José Manuel Leal, sujetando una foto de hija Desirée, visiblemente emocionado
José Manuel Leal, sujetando una foto de hija Desirée, visiblemente emocionado Óscar Cela

La acusación mostró su malestar con la decisión de la jueza de no admitir más pruebas y de cerrar las investigaciones

20 feb 2021 . Actualizado a las 21:17 h.

Casi dos años después de la muerte de su hija, la pequeña Desiree, José Manuel Leal se abrió de nuevo para expresar él profundo dolor que todavía siente por la pérdida de su «princesita». En una rueda de prensa celebrada en Xermade, Leal compareció junto a su abogado, con el objetivo de esclarecer las últimas novedades de un proceso judicial que tiene en vilo a todo Lugo desde aquel fatídico 3 de mayo del 2019.

Tras haber trascendido hace pocas semanas la aparición de unas búsquedas en el teléfono móvil de la madre, en las que se probó que había investigado sobre venenos basados en estricnina en los días anteriores a la muerte de Desirée, la jueza recientemente incorporada al juzgado de Vilalba parece haber decidido que no aceptará más solicitudes de diligencias por parte de la acusación y la defensa. Según explicó el abogado de Leal, la magistrada ha rechazado las peticiones de ambas partes, ya que la defensa también había pedido una entrevista al psiquiatra jefe que trata a la madre de Desirée, por lo que no se aportarán más pruebas al caso. Ahora, el proceso se encamina a un juicio inminente, el cual según algunas fuentes podría celebrarse incluso antes de la llegada del otoño.

La jueza, por lo tanto, ha rechazado la petición de la acusación particular, la popular y la fiscal de analizar y compartir con ellos el contenido de una tableta y de otro teléfono móvil de la madre. Leal y su abogado dicen no entender como, tras haber averiguado la búsqueda de veneno en el análisis del primer teléfono, la jueza parece obviar la importancia que podría tener investigar los otros dispositivos electrónicos, según dicen desde la acusación particular. La semana pasada, la dos partes comparecieron en el juzgado de Vilalba ante la nueva jueza, momento en el que se puso al tanto de ambas la situación actual del caso. Si la intención de la jueza termina materializándose, el proceso de diligencias y acusación tocaría su fin y se entraría en la fase previa al juicio, con la previsión de organizar una vista lo antes posible.