Urbanismo con lupa en Vilalba

El Concello paró dos obras y colocó vallas en otras dos antes de ordenar la paralización de una demolición en la céntrica rúa da Pravia


VILALBa / LA VOZ

La paralización de una obra de demolición en pleno centro de la localidad, en la rúa da Pravia, fue decretada por el Concello de Vilalba el pasado viernes para solicitar unas mejores condiciones de seguridad. La medida afecta a una operación de derribo que llega también a la Porta de Cima en su parte posterior.

El vallado de la parte situada frente a los edificios que dan a la rúa da Pravia fue una de las consecuencias más visibles de la decisión municipal, aunque no se trató del primer acuerdo tomad o en este mandato dentro de este campo. Una obra fue parada, otra fue precintada, y ante dos casas de la zona vieja en mal estado de conservación se colocaron vallas para evitar problemas a peatones y a vehículos.

Una obra de la calle Novo Cazón fue paralizada. En otra, que se llevaba a cabo en la calle Plácido Peña, se colocó un precinto. En ambos casos, según fuentes municipales, se actuó así por carecer de proyecto las respectivas actuaciones. A esas dos medidas, impulsadas por el gobierno local tras acceder al cargo, se le unió la colocación de vallas ante sendos edificios de la Costa da Roxeira y de la rúa do Sol, dos calles de la zona vieja cercanas entre sí, que se encontraban en mal estado.

En la Costa da Roxeira se actuó el pasado verano; en la rúa do Sol, más tarde. La medida tomada en la primera de las dos calles incluso implicó la aplicación de cambios en el tráfico en la zona vieja, puesto que se cerró la vía al paso de vehículos.

Seguridad

Esas cuatro medidas e incluso la que se tomó la pasada semana, con la rúa da Pravia como escenario, parecen tener una característica común: lo que se busca es garantizar la seguridad. Por otro lado, lo que puede suponer de contratiempo para quienes hayan iniciado los trabajos ahora parados admite, según fuentes municipales, otra versión: no se busca causar contratiempos a los promotores de la obra, pero la flexibilidad que se puede adoptar tiene un límite.

Con la actuación en la rúa do Sol, además, también se buscaba que los propietarios realizasen reparaciones en el edificio.

 Precedentes

Aunque estas medidas puedan resultar llamativas, ya en el pasado mandato, con el PP al frente del consistorio, se mandaron notificaciones a dueños de casas cuyo mal estado podía entrañar riesgo de caída de elementos sobre la vía pública. Uno de los avisos se centraba en un edificio situado en la esquina de Porta de Cima con la calle García Mato, en donde se retiró la pizarra de la cubierta. También se solicitó a la Xunta que actuase para frenar el deterioro de un edificio de su propiedad en la zona vieja.

En el 2018, por el mal estado del edificio, también se acordó solicitar que se vallase el solar de la discoteca Ventoeira, que llevaba años cerrada y que en la última etapa, además, había cambiado su nombre inicial por el de Pay Pay.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Urbanismo con lupa en Vilalba