Hace 30 años, Vilalba tenía nuevo alcalde y otro diputado autonómico

Agustín Baamonde sustituyó a García Leira, que pasó a ser parlamentario


VILALBA / LA VOZ

Cambiar de alcalde con el mandato ya iniciado conlleva a veces tensiones: si hay una moción de censura y varían las siglas, se puede generar cierta crispación. En algunas ocasiones, en cambio, el relevo no supone variación de siglas y responde a razones que no dependen de la política local. Así ocurrió en Vilalba hace 30 años, pues el alcalde, José María García Leira, dejó su cargo, aunque no la corporación, tras ser elegido diputado autonómico. Su marcha supuso la llegada de Agustín Baamonde a la presidencia de la corporación y la recuperación de un parlamentario procedente de la capital chairega. Alianza Popular gobernaba entonces con holgura en la tierra natal del presidente del partido, Manuel Fraga.

Suso Gayoso (1930-1987), alcalde de Vilalba a comienzos de los setenta, fue diputado desde el comienzo de la etapa autonómica. García Leira accedió a la alcaldía tras las elecciones de 1979. Tras el triunfo de Fraga en las autonómicas de 1989, mayoría absoluta incluida, se incorporó a la cámara de O Hórreo, en donde permanecería hasta el 2005 y en donde llegaría a ser presidente.

Los años en los que García Leira estuvo al frente del consistorio se caracterizaron por sucesivas mayorías absolutas del centroderecha liderado por Manuel Fraga: once concejales en 1979 con la denominación de Coalición Democrática, quince en 1983 y trece en 1987 con el nombre de Alianza Popular.

Por su parte, la composición de la oposición varió en esos años: en 1979 UCD logró cinco concejales, y el PSOE, uno; en 1983 el PSOE se hizo con dos representantes en la corporación; en 1987 la Coalición Progresista Galega —formada por Coalición Galega, el Partido Demócrata Popular y el Partido Liberal— consiguió tres ediles, y la Agrupación Nacionalista, uno.

Al tomar posesión, el 22 de enero de 1990, Agustín Baamonde solicitó la colaboración de todos para trabajar por la consecución de una Vilalba mejor, alabó el trabajo de su predecesor y anunció que no escatimaría esfuerzos: «Prometo sacrificio para demostrar que temos vontade de traballar», manifestó en su discurso.

En 1991, con Baamonde encabezando por primera vez la candidatura del PP, la mayoría absoluta se conservó, lográndose doce concejales; el PSOE (tres) y Agrupación Nacionalista (dos) formaron la oposición. Ese ciclo duró hasta el 2005, año en el que Baamonde dejó la alcaldía, aunque siguiendo como edil, al formar parte de la candidatura para las elecciones autonómicas. Lo sucedió Gerardo Criado.

En Baamonde hubo una segunda etapa de alcalde: regresó en noviembre del 2016 en sustitución de Gerardo Criado, que se marchó al Senado aunque siguió también como concejal. Vilalba, de todos modos, continuó teniendo presencia en la cámara autonómica, ya que Sandra Vázquez fue incluida en las listas del PP de ese año y en el puesto que ocupaba como senadora fue suplida por Criado. En el 2019 el PP perdió en Vilalba la mayoría absoluta y fue superado en votos por el PSOE, que gobierna en coalición con Vilalba Aberta con Elba Veleiro de alcaldesa.

Aviso de que Fraga no garantizaría una lluvia de millones

Al tomar posesión, Baamonde aseguró que la llegada de Manuel Fraga a la presidencia de la Xunta, consecuencia de la mayoría absoluta lograda unas semanas antes, no iba a garantizar una lluvia de millones para el municipio. Los tres concejales de CPG, de la que era portavoz Ángel Ramil, votaron a favor. Votó en blanco el edil de la Agrupación Nacionalista, Carlos Gómez Osa, que luego formó parte del BNG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hace 30 años, Vilalba tenía nuevo alcalde y otro diputado autonómico