La vieja guardia del PP vilalbés da un paso atrás

Agustín Baamonde deja la presidencia local, que asume Sandra Vázquez, al frente de una gestora


VILALBA / LA VOZ

Llegan nuevos tiempos al PP de Vilalba. Por primera vez en la oposición municipal en esta etapa democrática, la derrota en las elecciones de mayo empieza a marcar el inicio de una nueva trayectoria en la que habrá además nuevos responsables. El primer paso se comunicó este viernes, al anunciarse que Agustín Baamonde, concejal y exalcalde, dejaba la presidencia de la agrupación, y con él, el resto de miembros.

El partido queda ahora en manos de una gestora presidida por la concejala y diputada autonómica Sandra Vázquez, que elegirá al resto de miembros próximamente. También se prevé una asamblea en la que se escoja la nueva dirección, si bien se asunto no se abordará a corto plazo.

Baamonde, que tras las elecciones de mayo ya anunció que serían inevitables algunos cambios, admitió que la vieja guardia del partido en la localidad tenía que dar un paso atrás y favorecer el relevo, sin que ello, subrayó, implique necesariamente tensiones o conflictos. «Aquí non sobra ninguén, fai falta todo o mundo», manifestó.

Perder la mayoría absoluta, bajando de nueve a siete ediles, e incluso la condición de partido más votado —que logró el PSOE, con ocho concejales— se debió, según el exregidor, a una serie de factores socioeconómicos y políticos. Entre los primeros están los cambios en la zona rural y en el casco urbano, y entre los segundos, la aparición de nuevas formaciones que disputan al PP su espacio natural y las tensiones internas.

Sandra Vázquez —licenciada en Administración y Dirección de Empresas, de 33 años— mostró en su intervención, mucho más breve que la de Baamonde una idea integradora. Así, no solo agradeció el trabajo de quienes hasta ahora habían asumido la dirección del partido en el municipio, sino que expresó su voluntad de incorporarlos de alguna manera a esta nueva etapa: «Quero seguir contando con todos eles», dijo.

La experencia estará, pues, presente en esta nueva etapa, aunque Vázquez reconoció también la necesidad de contar con gente joven. Esfuerzo, trabajo y compromiso son los los tres pilares sobre los que el PP vilalbés pretende levantar esta nueva época, en la que ya aparece, para dentro de tres años y medio, un objetivo claro que no es otro que la recuperación del gobierno.

Ese mismo ánimo conciliador se observó en las palabras de la presidenta provincial, Elena Candia, que alabó la «xenerosidade» del comportamiento de Baamonde por ceder el testigo a otros. Dentro del grupo municipal, por ahora no se prevé ningún cambio, aunque Baamonde dejó entrever su disposición a abandonar el cargo de portavoz en la corporación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La vieja guardia del PP vilalbés da un paso atrás