La unidad de día para mayores de Vilalba retrasa su puesta en marcha

El servicio, ubicado en el bajo de la plaza de abastos, tendrá más superficie


VILALBA / LA VOZ

La puesta en marcha de la unidad de día para mayores de Vilalba tardará finalmente en abrirse más de lo que se suponía cuando el Concello decidió crear el servicio e inició los pasos para instalarlo en la planta baja de la céntrica plaza de abastos, en la plaza de la Constitución. Los planes iniciales han ido cambiando, y la superficie que se dedicará al servicio ocupará todo el bajo del edificio.

Hace año y medio, en agosto del 2017, el Concello tenía ya luz verde para recibir los fondos del programa Leader Plus, tramitados por la Axencia Galega para o Desenvolvemento Rural (Agader) que se completarían con una aportación municipal. Lo que llegó después fue el comienzo de las obras, con las que se reestructuró toda la planta, que antes acogía puestos de alimentación. Los vendedores fueron trasladados al sótano del edificio, que a su vez había sido reformado para ese fin.

La primera parte de las obras se llevó a cabo con una inversión cercana a los 90.000 euros. Luego llegó la compra del material, que se financió con fondos del Concello. Sin embargo, lo que ahora se prevé es una nueva inversión, cuyo presupuesto se sitúa en torno a los 240.000 euros, como apuntó ayer el alcalde, Agustín Baamonde. El regidor tiene fundadas expectativas de lograr colaboración económica de otras administraciones, aunque también, agregó, el Concello deberá realizar una aportación para cubrir el coste total.

Con esa cantidad, dijo, se acondicionará toda la planta baja, cuya superficie total ronda los 400 metros cuadrados. Cuando se dieron los primeros pasos para poder disponer de este servicio, la previsión del Concello recogía que la unidad de día tendría 40 plazas. La ampliación de la superficie dedicada al servicio puede hacer pensar que se incrementarán las plazas, si bien no ese el propósito inmediato del gobierno local. Por el contrario, Baamonde aseguró ayer que lo más importante era la mejora en la oferta que se podría prestar a los futuros usuarios de las instalaciones.

El alcalde desveló ayer que el Concello había encontrado reparos de la Xunta para conceder los necesarios permisos de adaptación y de apertura del local, sin los cuales el funcionamiento es imposible. Por esa razón, explicó, el Concello decidió reorientar el enfoque: se ejecutará una reforma del espacio -que, entre otros detalles, tendrá más ventanas- e incluso se pintará el exterior, de modo que se ampliará finalmente la capacidad.

Aunque prudente sobre los plazos, el alcalde vilalbés se mostró confiado en que las obras se realizasen durante este año. Mientras tanto, lo que sí se mantiene igual que al principio es la fórmula prevista para la gestión del servicio. El Concello no se inclina por la gestión directa y parece dispuesto a que la asuma, en régimen de concesión, una empresa. Es el mismo sistema seguido con la guardería municipal, preparada por el Concello para aliviar la lista de espera de la incluida en la red autonómica, y gestionada por una empresa.

El Concello sigue pensando en encomendar la gestión a una empresa

El coste estimado de las obras necesarias se sitúa en torno a los 240.000 euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La unidad de día para mayores de Vilalba retrasa su puesta en marcha