Javier Gurruchaga: «Las canciones no tienen por qué caducar»

El líder de la Orquesta Mondragón, que actúa este sábado en Vilalba, afirma que los jóvenes descubren la música del grupo


Vilalba / La Voz

La presencia de la Orquesta Mondragón, que actúa en Vilalba este sábado  ?Auditorio Municipal, nueve y media de la noche?, es un buen ejemplo del interés del Concello por celebrar de manera señalada las 25 ediciones de la Feira do Queixo de San Simón da Costa. Hablar de la Orquesta Mondragón supone, de modo casi automático, hablar de Javier Gurruchaga, cantante, cara más conocida e imprescindible sostén de un grupo que anda ya por los 40 años de vida.

?Hay letras de algunas canciones de la Orquesta Mondragón que dicen, por ejemplo, «Soy capaz de fumar con los pies» (Garras Humanas), «La vi muerta en el baño envuelta en sangre» (Bubble Bubble) o «La ciudad donde vivo es un niño limpiando un fusil» (Corazón de neón). ¿Podrían estrenarse hoy?

?Nunca hemos tenido ningún problema. Hacemos una selección de nuestras canciones; pero problemas, de verdad, no hemos tenido. Es verdad que todo lo que se dice hoy se coge con papel de fumar, pero cantamos lo que nos piden. Estamos viviendo, no solo en España, una regresión.

?Hay grupos de la movida que son recordados u homenajeados aunque ya no estén en activo. ¿Sienten ustedes que no reciben ese mismo trato?

?¿Qué mejor homenaje que trabajar y que la gente vaya a los conciertos? Además tenemos un repertorio muy abierto.

?¿Son hoy respetados cantantes como Javier Gurruchaga o guitarristas como Jaime Stinus [miembro del grupo en los primeros años]?

?Hace poco coincidí con Jaime [Stinus] y fuimos muy celebrados. Los que reciben homenajes están medio retirados. Nosotros llevamos casi 40 años... ¡Y que no falte el trabajo! Acabamos de venir de México, de un festival, y los más jóvenes han descubierto las canciones de la Orquesta Mondragón. Los homenajes son más bien homenajes de consolación. Nosotros seguimos.

?¿Es un auditorio el sitio idóneo para el espectáculo de la Orquesta Mondragón?

?Lo de menos es el medio; lo importante es lo que se representa. Hemos actuado en campos de fútbol y hemos tenido allí buena capacidad de expresión. Todo eso es el espectáculo... En un recinto pequeño, quizá se aprecian mejor los detalles; prefiero un sitio donde la gente esté cerca y te vea.

?¿Tapa el espectáculo la música de la Orquesta Mondragón o son partes de un conjunto?

?En el directo predomina la música ante todo. Tiene que haber un equilibrio controlado. Somos un espectáculo de rock and roll, que es lo que hemos hecho siempre. Soy músico; esa es mi actividad. Estoy contento de haber compuesto la mayoría de las canciones. Nuestra seña de identidad es el eclecticismo, pero lo primordial es la música.

?¿Se interesan también los jóvenes en España por su música?

?Como en todos los sitios. Quizá están más pendientes de otras cosas. A veces, a los conciertos, va gente con sus hijos e incluso con sus nietos. El público se renueva constantemente. La gente siempre va descubriendo cosas del pasado, aunque sea mucho después. No todo lo último por ser último está bien; hay de todo. El tiempo no es impedimento para que me sigan emocionando Hotel California o las viejas canciones de Woody Guthrie.

?¿Hay público de la primera época ahora?

?Sí. No nos llamarían si no lo hubiera. Hay una mezcla de público muy amplio; igual que The Rolling Stones, salvando las distancias. Las canciones no tienen que caducar porque haya pasado el tiempo. Tenemos que luchar contra el tiempo. A mí me siguen gustando las obras de Aristófanes, y tienen 2.500 años.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Javier Gurruchaga: «Las canciones no tienen por qué caducar»