Así es una torre con 500 años de antigüedad convertida en hotel

El Parador de Vilalba aún ofrece detalles de su origen medieval, y este martes recibe a visitantes en un día de puertas abiertas

;
Un sugerente recorrido por el Parador de Vilalba Conoce al detalle las dependencias que en su día ocuparon los señores de Andrade, Condes de Vilalba. Hoy cuenta con todas las comodidades para el turismo.

VILALBA / LA VOZ

Para los Andrade, nobles medievales, la guerra no fue ajena; sin embargo, en un edificio que perteneció a esa familia hoy se respira paz y casi no se oye más que silencio. Estamos en Vilalba, en donde la torre de los Andrade, con sus 500 años de antigüedad, es un símbolo de la localidad y un ejemplo de patrimonio recuperado para uso turístico.

Aunque el Parador se amplió hace unos 20 años, la parte medieval, que forma parte del establecimiento desde el inicio, ofrece unos alicientes que parecen muy relacionados con la historia. Desde lo alto de la torre no se divisan enemigos ni se defiende el territorio, pero hay unas amplias vistas de la capital chairega y de los alrededores. Las saeteras, aberturas en los muros con una base de pizarra, permiten suponer cómo eran las funciones de vigilancia en otros tiempos. En el salón hay pinturas que glosan la trayectoria victoriosa de los Andrade; no faltan alusiones a jabalíes, animal relacionado con esa familia, ni trofeos de caza: alguno fue donado por Manuel Fraga, ministro de Información y Turismo cuando se inauguró el Parador.

Ninguna de las seis habitaciones de la torre es igual a otra. La cama de alguna tiene una concha de peregrino como motivo de decoración, y en algunas hay un parladoiro que propicia conversaciones y confidencias. Si el cliente desea estar en forma, no para batallas como las de los Andrade sino más bien para la vida cotidiana, en el Parador hay un gimnasio; y también, para no afrontar la vida con el estómago vacío, un restaurante ejemplo de reutilización: lo decoran antiguos utensilios de las cocinas.

Para este martes está prevista una entrada que no es la de irmandiños belicosos contra nobles medievales: se trata de una jornada de puertas abiertas, incluida en los 90 años de la red de Paradores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Así es una torre con 500 años de antigüedad convertida en hotel