No hay tregua contra la velutina

Personal de Vilalba y de Guitiriz ha retirado centenares de nidos en este año


VILALBa / la voz

La lucha contra la velutina no conoce tregua. La cercanía del invierno hace menos visible su presencia, pero no interrumpe los trabajos de retirada de nidos. Sobre la presencia, vale como ejemplo el hecho de que en días pasados se informase de un nido aparecido en el casco urbano de Vilalba; sobre la continuidad de los trabajos de retirada, personal del Grupo de Emerxencias Supramunicipais (GES) de Guitiriz retiró más de media docena el pasado miércoles.

En Vilalba, solo en el último año, en diversos lugares del concello fueron retirados unos 200 nidos por la intervención de personal municipal, según desveló el alcalde, Agustín Baamonde, en el pleno del martes. De todos modos, la aparición de nidos en lugares del casco urbano ya se había notado antes del descubierto en días pasados.

El regidor reconoció que los medios de los que disponía un ayuntamiento resultaban insuficientes, y la propuesta de demandar mayor dotación de material y más formación fue aprobada de modo unánime por la corporación. La medida fue presentada por el PSOE, y el concejal Eduardo Vidal recordó que se habían superado los cálculos iniciales, que indicaban la baja probabilidad de que la avispa lograse asentarse a partir de unos 400 metros de altitud. El regidor admitió que se trataba de una preocupación ampliamente compartida en la actualidad.

En la propuesta finalmente aprobada se excluyó uno de los punto introducidos, que recogía la posibilidad de dirigirse al Ministerio de Agricultura. El PSOE, de todos modos, anunció realizaría por su cuenta esa solicitud a ese departamento.

En cuanto a los trabajos en Guitiriz, un cálculo realizado por personal del GES sitúa en unos mil los retirados este año, aunque hay que recordar que ese grupo actúa en el municipio guitiricense y en otros tres -Begonte, Friol y Xermade-. Los más de seis retirados el pasado miércoles estaban situados en varias parroquias.

El GES cuenta también con una pértiga para retirar los nidos. De todos modos, a veces aplica también propano. Buena parte de los retirados en los últimos meses se habían descubierto en árboles: aparecieron en robles, en pinos, en chopos y en castaños. No obstante, incluso se retiró uno que se había formado en un manzano de una huerta en el casco urbano guitiricense, en la zona de O Curro Vello.

El tiempo empleado para retirar un nido depende en gran parte de la facilidad de acceso: si no hay demasiados problemas, la operación puede estar acabada en unos diez minutos; en cambio, el trabajo dura más si, por ejemplo, hay que desbrozar para llegar al punto donde se formó el nido. En esta época del año, con los árboles sin hojas, se ven más.

El tiempo necesario para la retirada depende mucho de la facilidad para acceder

El Concello vilalbés admite que los medios para trabajar resultan escasos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

No hay tregua contra la velutina