Dos modos de pensar el saneamiento y dos velocidades para ejecutarlo

La mejora del río Forxá están cerca del fin, y Vilalba estudia otra vez construir un pozo de tormentas en el Magdalena


VILALBa / la voz

Hace seis meses -en un acto celebrado en el Muíño do Rañego, junto al Magdalena-, en Vilalba tuvo lugar una presentación de una guía didáctica sobre el uso del agua. La iniciativa de publicar una obra de esas características unió al Concello de Vilalba y al de Guitiriz, y los respectivos alcaldes, Agustín Baamonde y Regina Polín, destacaron en el acto la necesidad de divulgar la importancia de un consumo responsable.

En los últimos tiempos, por otro lado, también la mejora del tratamiento de las aguas, lo que acaba repercutiendo en la salud ambiental de los ríos, ha sido un objetivo común a ambos concellos. No obstante, Guitiriz lleva ventaja en algunos aspectos, como la construcción de un pozo de tormentas: la obra forma parte del saneamiento del río Forxá, que está muy avanzado, en tanto que en Vilalba se estudia su construcción tras haberse pensado hace años y aparcado después.

 PRESUPUESTO

Importante inversión en Guitiriz. El saneamiento del río Forxá tiene un presupuesto que ronda el millón de euros y tres organismos que participan en la aportación de fondos: de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil salió la mitad, y el resto, de la Diputación lucense y del Concello guitiricense. La ejecución de la obra implica recoger las obras que van al colector del Forxá y enviarlas a la depuradora con un sistema de bombeo.

 El antiguo colector acumulaba años y estaba deteriorado, como admitió ayer la alcaldesa, Regina Polín. Una parte ya fue retirado. De cumplirse las previsiones, la obra estará terminada dentro de varias semanas.

 NECESIDAD

En busca de mejores condiciones en el río. Uno de los detalles recogidos en las obras es la construcción de un pozo de tormentas, que retendrá el agua que la depuradora no pueda tratar en ciertos momentos. De ese modo, se evitará que llegue al río sin depurar. El propósito es claro: la alcaldesa afirmó ayer que precisamente se intentaba superar un problema ya viejo, pues los vertidos al Forxá se han dado periódicamente en los últimos años.

 OBJETIVO

En busca de una solución para el cauce del río que bordea Vilalba. Los problemas en el cauce del Magdalena a su paso por las afueras de Vilalba se han repetido en los últimos tiempos. Los episodios de lluvias algo intensas en verano o en momentos caracterizados por escasez de precipitaciones, con bajo nivel del caudal, han tenido como consecuencia la muerte de peces: así ocurrió, por ejemplo, el pasado día 11.

 La construcción de un pozo de tormentas ya se comentó como solución para proteger el cauce en la pasada década. El alcalde, Agustín Baamonde, dijo ayer que se comentaría de nuevo el asunto a la Xunta, aunque ya hubo algún gesto que mostró la intención de aportar fondos para la obra; de todos modos, no se concretó la idea.

 COMPLICACIÓN

La separación de aguas pluviales y residuales, un coste elevado. El Concello de Vilalba está a la espera de que la Xunta consigne fondos en los presupuestos del año próximo para la mejora de la avenida da Terra Chá, otra obra cuya ejecución se espera desde hace años. No obstante, la separación de aguas pluviales y residuales, que en algún momento se comentó como uno de los aspectos de los trabajos, quedará fuera: el alcalde explicó ayer que esa medida elevaría considerablemente el presupuesto, porque implicaría la construcción de una depuradora o de un pozo de tormentas; lo que sí se hará, comentó Baamonde, es dejar preparada la conducción.

 AVANCE

Una medida ya aplicada. En algunas zonas del casco urbano de Vilalba se aplica ya la separación de aguas pluviales y residuales. No obstante, el alcalde recalcó que ese sistema solo era realmente eficaz si cada una llegaba por separado a la depuradora, porque en caso contrario se echan por tierra los avances logrados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos modos de pensar el saneamiento y dos velocidades para ejecutarlo