¿Puede llegar a tener algún futuro la plaza de abastos de Vilalba?

Hay mercados donde los vendedores están asociados o donde hay más negocios que alimentación

.

VILALBA / LA VOZ

La plaza de abastos de Vilalba no vive sus mejores momentos. La reforma realizada hace tres años, con una inversión de 200.000 euros, contrasta con el hecho de que solo queda uno de los cuatro puestos que funcionaban cuando las instalaciones fueron arregladas y los negocios se trasladaron de la planta baja al sótano.

Aunque los negocios son privados, el Concello vilalbés, que completó el presupuesto aportado por la Xunta para la reforma del recinto, es el titular de las instalaciones. Que a la parte privada le puede interesar la vitalidad de una plaza de abastos se observa comprobando cómo en otros lugares, sean villas o ciudades, hay asociaciones que agrupan a los dueños de los negocios. Que se pueden buscar nuevas vías parece comprobarse, al margen de los resultados, en localidades en donde las plazas de abastos se reformaron y los puestos se abrieron a más sectores que el de alimentación.

 ¿Tiene el Concello algún plan concreto para el edificio?

De modo inmediato, no; en un futuro algo más largo, sí. El alcalde, Agustín Baamonde, sí manifestó ayer que era necesario encontrar alguna solución a la situación actual. «Estamos buscando alternativas», dijo. La salida que el alcalde considera adecuada parece consistir en abrir el espacio a negocios que no pertenezcan solo al sector de la alimentación, igual que se ha hecho, dijo, en mercados situados en grandes ciudades.

 ¿A qué sector le interesa instalarse en la plaza de abastos de Vilalba?

La respuesta no parece fácil. Gonzalo Hermida, técnico de empleo del Concello vilalbés, subraya que el pequeño comercio afronta actualmente una situación difícil y que la oferta de los supermercados se incrementó en Vilalba en los últimos años. «Outro comercio? Xa me dirás», dijo ayer sobre la plaza de abastos. Sin embargo, reconoció que el regreso de los vendedores de los días de mercado, martes y viernes, del campo de la feria a la Praza da Constitución, sí podría ayudar, generando en el centro de la localidad una actividad que acabaría repercutiendo en la plaza de abastos.

 ¿Cómo se unen los vendedores de plazas para promocionarse?

En Galicia hay una federación de plazas de abastos, compuesta por asociaciones de villas y de ciudades. Al primer grupo pertenecen las de Padrón, Moaña, Vilanova de Arousa, Cangas do Morrazo, Sanxenxo, O Grove, Portonovo, Lalín, Bueu y Baiona; al segundo, la de Pontevedra y cinco de A Coruña -San Agustín, Praza de Lugo, Monte Alto, Elviña y Conchiñas-. La entidad, c creada hace ocho años, agrupa asociaciones que ya funcionaban. El balance es «muy positivo», dijo ayer la gerente, Carmen Rodríguez. Cada asociación paga una cuota anual de 500 euros. La federación organiza actividades comunes, pero cada asociación suele programar también alguna por su cuenta -por ejemplo, campañas de fidelización de clientes-. La creación de la federación parece haber servido para que los vendedores de las plazas de abastos sean tenidos en cuenta: «Se nos ve, se nos escucha», agregó Rodríguez.

¿Hay posibilidades de promoción al margen de la federación?

Sí. Por ejemplo, los vendedores de la plaza de abastos de Ribadeo -nueve en total, todos del sector de la alimentación- están agrupados en una asociación y organizan actividades durante el año. El mercado semanal de la villa, que tiene lugar los miércoles, se celebra al lado de la plaza de abastos.

 ¿Pueden entrar nuevos negocios en una plaza de abastos?

Sí. Desde el 2005, tras una inversión de 600.000 euros, con un 70% aportado por la Xunta y el resto por el Concello, la plaza de abastos de Mondoñedo se llama Centro Comercial Peña de Francia. Se conservan negocios de alimentación, aunque ya ha habido algún cierre desde entonces, y otros de sectores variados; incluso la empresa concesionaria del servicio de aguas tiene su oficina en ese recinto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Puede llegar a tener algún futuro la plaza de abastos de Vilalba?