Cuando Vilalba estrenaba su Gaiás

El primer instituto, el primer grupo escolar y la biblioteca de la villa se inauguraron en agosto del año 1968


VILALBa / LA VOZ

Si se habla de la Cidade da Cultura, santiagueses y forasteros piensan, casi automáticamente, en el complejo levantado en la ladera del Gaiás. Pero hace ahora 50 años ya había, con edificios construidos y otros en fase avanzada de obras, una Ciudad Cultural: no estaba en la capital de Galicia sino en la de la Terra Chá, y la formaban un instituto, un grupo escolar y una biblioteca.

EL 15 de agosto de 1968 se inauguró oficialmente la Ciudad Cultural vilalbesa. Asistieron, entre otras autoridades, el ministro de Educación, José Luis Villar Palasí, y el de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, que además da nombre al complejo, situado en la parte sur de la localidad, junto a la actual calle Galicia y a la avenida de Lugo.

El coste total de las obras fue de 29,6 millones de pesetas. El instituto, que hoy es el IES Basanta Silva y que entonces se denominaba Instituto Técnico, costó 9,6 millones. El grupo escolar, que años después pasaría a llamarse CEIP Mato Vizoso, supuso una inversión de 9,4. A la biblioteca se destinaron 3,6 millones; y hubo otra inversión de siete millones para levantar una sección delegada del Instituto Femenino de Lugo, que en el curso 1969-70 se fusionaría con el instituto.

El instituto y la sección local del de Lugo ya funcionaban desde el curso 1966-67. La agrupación escolar, inicialmente formada por 16 unidades, se puso en marcha en el curso 1967-68, después de que la construcción se hubiese adjudicado dos años antes.

El 18 de junio de 1969 La Voz de Galicia anunciaba además que se construiría un edificio de seis viviendas para profesores en la localidad, con una inversión de 2,8 millones de pesetas: se levantó al lado de la biblioteca, en la esquina de Cuart de Poblet con la avenida de Lugo. Las obras de la biblioteca aún seguían en diciembre de 1968, aunque la trascendencia de los servicios inaugurados parecía indudable.

Así, el 29 de diciembre de 1968, en una página sobre balances de realizaciones y de perspectivas para la provincia, el periodista Rafael Vilaseca escribía en este diario que la Ciudad Cultural de Vilalba había supuesto un hito «en la extensión de la enseñanza» y que la villa había ganado «considerable prestancia» con esos nuevos edificios.

Los trabajos supusieron en aquel momento una inversión de 29 millones de pesetas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuando Vilalba estrenaba su Gaiás