Solo falta el sol para iniciar la temporada de playa fluvial en Vilalba

Las instalaciones están listas, aunque el tiempo se nota en una afluencia que por ahora es menor que otros años


VILALBA / LA VOZ

Hoy es 40 de mayo, y aunque nos quitemos el sayo, problabemente no podremos prescindir de paraguas o de cazadoras y gabardinas que en otras circunsatancias ya habríamos mandado de vacaciones. Pero como, siguiendo por la senda del refranero, hombre prevenido vale por dos, el área recreativa de A Magdalena, con su playa fluvial, está casi preparada para cuando el sol y el calor lleguen dispuestos a quedarse.

Entre las obras que no se han iniciado todavía, debido precisamente a que el tiempo no acompaña, están las previstas en el parque acuático. El Concello prevé aplicar una mano de pintura exterior y efectuar algunos retoques en los toboganes; pero hay además otro detalle que sí está decidido: la entrada al recinto, gestionado por la misma empresa encargada de la piscina municipal, costará tres euros, como el año pasado.

Parte de los servicios, precisamente los más cercanos al parque acuático, ya están abiertos; los más próximos a la zona de mesas y bancos y a la zona de juegos se abrirán cuando el mes avance y la afluencia de gente sea mayor. El césped ya está cortado, y las mesas y los bancos se limpiaron. Solo falta que el tiempo pase a ser plenamente primaveral para que la zona registre la animación propia de esta época del año, aunque ni siquiera la falta de sol borra del todo el atractivo del lugar: así, Vilalba Aberta lo ha elegido para un acto que celebra hoy, en tanto que para mañana está prevista la presencia de familias de un colegio de Lugo, que celebrarán una fiesta.

Biblioplaya

El aumento de usuarios de las instalaciones llevó al Concello a instalar el año pasado una biblioplaya. La iniciativa ya se había puesto en marcha años atrás, aunque sin continuidad ni el tirón que logró en el 2017. Hay planes para mantener el servicio, aunque con la particularidad de que el Concello prevé comprar casetas en propiedad para no tener que alquilarlas año tras año.

La razón parece fundamentalmente económica, como explicó ayer el alcalde, Agustín Baamonde. El coste puede situarse en torno a los 3.500 euros, y el gasto se amortiza en poco tiempo teniendo en cuenta el desembolso necesario para alquilarlas varios meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Solo falta el sol para iniciar la temporada de playa fluvial en Vilalba