¿Habrá por fin zona azul en Vilalba?

El Concello pretende regular el tiempo de aparcamiento en la Rúa da Pravia, aunque sin un sistema como la ORA


VILALBA / LA VOZ

El tráfico en Vilalba ha tenido algunos cambios en los últimos años, aunque ninguna medida de consecuencias notables como hubiese sido, por ejemplo, la peatonalización de varias calles a la vez. Una medida debatida alguna vez -el BNG la solicitó, por ejemplo, hace tres años- ha sido la implantación de la zona azul.

La iniciativa sigue pendiente, aunque el Concello ha encargado estudios para poder ponerla en marcha: en un primer momento, solo se llevaría a cabo en la Rúa da Pravia -la propuesta del BNG incluía, además de esa calle, Galicia y Plácido Peña-, y se espera contar con los informes necesarios en otoño, aunque también será necesario aprobar una ordenanza que regule su funcionamiento.

La implantación de un modelo como el de la ORA, con un sistema de cobro por estacionamiento durante un período de tiempo, podría ser también una opción. Sin embargo, es precisamente la que descarta de manera explícita, al menos en este momento, el gobierno local. El alcalde, Agustín Baamonde, explicó ayer que la idea básica del proyecto no era cobrar por aparcar sino dar mobilidad a los coches estacionados en una zona donde parte de los vehículos pasan horas, generalmente en las mañanas de días laborables, en el mismo sitio. El regidor reconoció que si no se aplicase ninguna sanción a los que tuviesen el coche parado varias horas, difícilmente se decidirían a moverlo de sitio.

En los casos en los que un vehículo permaneciese varias horas en el mismo lugar, sin moverse, se iniciaría un procedimiento sancionador, aunque la manera de controlar los vehículos y el personal que asumiría esa tarea son asuntos que no están claros todavía, como reconoció el alcalde ayer.

Tras establecerse el tiempo máximo de aparcamiento a partir del cual se sancionaría (una hora y media o dos horas, por ejemplo), una forma de control podría ser con un sistema de lectura de los tiques. En cuanto al personal encargado del control, trtes podrían ser las opciones, aunque ninguna está elegida: la primera sería con los agentes de la Policía Local, aunque haría falta una plantilla más amplia que la actual y disponer de personal dedicado constantemente a este trabajo; la segunda sería con la contratación de vigilantes, aunque, agregó el regidor, las normas de control de gasto han reducido notablemente la capacidad de maniobra de los ayuntamientos en ese campo; la tercera sería la concesión del servicio a una empresa.

Lo que sí tiene claro el gobierno local es que una de las medidas de la propuesta del BNG, que las tarjetas se entregasen en comercios y que se repartiesen a los conductores, no resulta propia de estos tiempos sino que le parece más bien anticuada.

El personal que controlaría los coches estacionados es uno de los dilemas del plan

¿Aparcamiento subterráneo o garaje gratuito?

Otro asunto que el gobierno local quiere cambiar está relacionado con el aparcamiento subterráneo de la Praza da Constitución, que más bien funciona, en más de un caso, como garaje gratuito. El Concello no cobra por su uso, incrementado tras la reforma de las instalaciones realizada hace varios años; y la consecuencia, como apuntó el alcalde ayer, es que se detectan casos en los que los vehículos pasan días enteros. Por ello se prevé más control.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Habrá por fin zona azul en Vilalba?