El FIV, una garantía para animar Vilalba un fin de semana

Negocios de hostelería llevan semanas con todas las plazas reservadas para los dos días del festival


VILALBa / LA VOZ

Hay fines de semana que deben estar marcados en el calendario. Los que sean, por ejemplo, aficionados a la música de cantantes como Xoel López o de grupos como Lori Meyers tienen una cita en Vilalba los días 27 y 28 de abril, fechas elegidas este año para la celebración del Festival Independente de Vilalba (FIV). Son bastantes los que parecen haber marcado esos días, pues encontrar plaza en establecimientos hosteleros de la capital chairega es una tarea más bien imposible a estas alturas.

 REPETICIÓN

Reservas con antelación, una constante. Que se anuncien las fechas del FIV tiene una clara consecuencia en la capital chairega: hay negocios de hostelería que casi desde ese momento tienen ya todas las plazas reservadas. Así ocurrió este año, por ejemplo, en el Hostal Villa Alta y en el Hotel Vila do Alba; en el Hostal Terra Chá, también se agotaron las plazas disponibles hace varias semanas, en tanto que en el Albergue As Pedreiras está asimismo garantizado el lleno. A esa característica, el lleno asegurado, hay que añadir otras: por un lado, parte de los que efectúan reservas en un negocio repiten al año siguiente; por otro, se reciben peticiones que no se pueden atender por estar todas las plazas ya solicitadas.

 OTROS MODOS

Lleno en las zonas de acampada. Las dos zonas de acampada reservadas por el Concello vilalbés para asistentes -una está en el pabellón municipal y en el campo de la feria, y otra, en el estadio Roca- se llenan con facilidad. «Énchense e non chegan», dijo ayer la concejala Flor Rey. Ambos espacios suman centenares de plazas.

 MÁS CONSECUENCIAS

Clientes en otros establecimientos. Además de negocios como los citados, otros establecimientos hoteleros de Vilalba también notan las consecuencias del FIV: por ejemplo, los miembros del grupo Amaral, que actuó en la edición del 2014, se alojaron en el Parador.

 IMPRESIÓN

Acontecimiento arraigado. El gobierno local ha asegurado más de una vez que la celebración del FIV se ha convertido en un acontecimiento que divulga el nombre de Vilalba por toda España y que los fondos dedicados son más una inversión que un gasto por el efecto que la cita tiene en la economía del municipio. El presidente de la asociación de empresarios, Álvaro Fraga, afirma que la capacidad de convocatoria ya conseguida -el FIV empezó a celebrarse en el 2008, aunque entonces lo organizó la comisión del San Ramón y coincidió con las fiestas- debe ser un estímulo para mantener el festival. Su celebración se nota de manera notable en la localidad, dijo el presidente de la patronal, que este fin se semana organiza una feria de outlets. «Todo redunda en lo mismo, que es el beneficio de Vilalba», manifestó.

 RASGOS PROPIOS

Cita con perfil claro. Los aficionados al rock duro tienen una cita, desde hace años, en Viveiro, en donde el Resurrection Fest congrega a miles de personas. Con una orientación muy alejada en el estilo de música pero con notable poder de convocatoria, en Guitiriz se celebra, desde finales de los setenta, el festival de Pardiñas, organizado por la Asociación Cultural Xermolos y orientado al folk. El FIV ha llenado el hueco del pop rock independiente. Los abonos para este año están agotados, y casi todas las entradas, vendidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El FIV, una garantía para animar Vilalba un fin de semana