Grelos tiernos, sabrosos y con menos acidez por el frío y la lluvia del invierno

Champivil-Castelo termina la campaña envasando 112.000 kilos de 40 productores de Terra Chá


lugo / la voz

Ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos. Las condiciones meteorológicas atípicas del pasado otoño (seco y caluroso) con un invierno frío y húmedo han favorecido a la producción del grelo y, por tanto, a que empresas como Champivil-Castelo anunciase que termina una de sus mejores campañas, con 112.000 kilos de producto transformado en su planta vilalbesa de Mourence, un 10 % más que el año 2017.

La gerente de la empresa chairega, Luz Divina Castelo, explicó que la campaña de este año vino más tarde ya que comenzó a finales de febrero y a está a punto de terminar. ««Foi un ano de menor produción por culpa da seca do outono, que retrasou o medre da planta, pero o frío e a choiva que veu despois e que se mantivo durante todos estes meses de inverno fixo que a colleita se aguantase máis tempo do habitual», explicó Luz Divina Castelo.

En cuanto a la calidad, la gerente de Champivil afirmó que «hai anos que non había unha campaña tan boa porque o frío e a chuvia contribuíron a que o grelo sexa tenro, brando e saboroso e cun grado de acidez menor».

Esta empresa de Vilalba fue la primera de Galicia en envasar el grelo en conserva, en el año 2002, como manera de dar valor añadido y ampliar la vida útil a un producto estacional como este. Champivil-Castelo compra el grelo en fresco a 40 productores de la comarca y los transforma en el mismo día para que no pierda ninguna de sus características nutricionales, dando trabajo en su planta de envasado a ocho personas durante la campaña del grelo.

«Debería diferenciarse na comercialización da nabiza, que pode realizarse durante todo o ano, do grelo, que só se dá no inverno, e considerar a este un produto delicatesen, como fan en Navarra cos espárragos, para deste xeito aumentar o seu valor», explicó la gerente.

 La crisis de la patata

Luz Divina Castelo señaló que la producción de este año también se vio favorecida por le hecho de que distintas zonas de los concellos de Xermade y de Vilalba, de donde proceden la mayoría de los productores que suministran a Champivil, se encuentra dentro de la franja de cinco kilómetros declarada zona tampón por la afectación de plaga de la patata. «Houbo xente que non botou patacas e aproveitou para producir grelos, polo que a superficie plantada este ano na Terra Chá foi maior que en anos anteriores», explicó Luz Divina Castelo.

La empresa vilalbesa elabora unas 200.000 latas al año de grelo en conserva, cocido y envasado al natural, aunque también hace otras elaboraciones novedosas, como crema de grelos, caldo, preparado de tortilla de patatas con grelos y hasta licor y cerveza de grelos. Las latas que produce son de 425 gramos y están pensadas para facilitar el consumo de los clientes, con un formato individual listo para abrir, calentar y comer, según explicó la gerente.

Champivil-Castelo trabaja también en otros productos de temporada, como setas (otoño), ortigas y árnica (primavera) y mermeladas (verano).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Grelos tiernos, sabrosos y con menos acidez por el frío y la lluvia del invierno