Un hombre deberá seguir tratamiento por decir que una juez estaba comprada

El fiscal considera que el acusado de calumnias sufre un problema psiquiátrico


lugo / la voz

Un vecino de Muras ha de someterse a tratamiento especializado y permanecerá en situación de libertad vigilada después de haber asegurado que una jueza de Mondoñedo lo acosaba y que estaba comprada. El caso, que motivó la apertura de un procedimiento por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de Vilalba, acabó resolviéndose ayer en el Juzgado de lo Penal número 2 de Lugo. La acusación pública imputaba inicialmente al hombre un delito de calumnias y pedía que le fuera impuesta una multa de 1.800 euros. Ayer retiró la acusación, pero impuso al implicado una serie de medidas que ha de cumplir.

El implicado dirigió las acusaciones contra la jueza en el transcurso de un juicio de faltas que se celebró en Vilalba en el mes de junio del año 2013. Destaca la fiscalía que el implicado, «movido por la animadversión que sentía hacia ella afirmó, entre otras cosas, que llevaba tres años acosándolo, que estaba comprada y que por eso había fallado en su contra en un asunto». Para el fiscal, estas manifestaciones alcanzaban especial relevancia «al haber sido vertidas en una sala de juicios».

Además, cuando el vecino de Muras recibió un mandamiento de pago que le dirigía el Juzgado de Instrucción 2 de Mondoñedo, firmó un recibí en el que puso una expresión ofensiva y acabó rompiendo el papel.

Dice también el fiscal que en los folios de cumplimiento de un exhorto que fue remitido al Juzgado de Paz de Muras, el acusado escribió otras expresiones insultantes dirigidas hacia la jueza. En el momento de los hechos, el acusado presentaba probablemente un cuadro psicótico agudo no tratado, según el informe psiquiátrico incorporado en las actuaciones.

El acusador público también había pedido en su momento que indemnizase con 700 euros a la jueza por los perjuicios morales ocasionados por las calumnias que le fueron dirigidas. Además, reclamó que durante la vista, que no llegó ya a celebrarse, se visionase la grabación del juicio de faltas que tuvo lugar en el Juzgado de Instrucción número 2 de Vilalba.

El acusado creía que la juzgadora fallaba intencionadamente en su contra

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un hombre deberá seguir tratamiento por decir que una juez estaba comprada