Hallan en Cova Eirós cerámica del Neolítico con restos de comida

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

TRIACASTELA

El rector de la USC, Antonio López —izquierda— y el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, observan los restos de la vasija prehistórica encontrada en el yacimiento arqueológico de Triacastela
El rector de la USC, Antonio López —izquierda— y el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, observan los restos de la vasija prehistórica encontrada en el yacimiento arqueológico de Triacastela SANTI ALVITE

Los arqueólogos calculan que la vasija prehistórica podría datar de finales del sexto milenio antes de Cristo

11 jun 2019 . Actualizado a las 19:12 h.

Aunque el yacimiento arqueológico de Cova Eirós -en Triacastela- es conocido por los hallazgos de la época paleolítica que proporciona desde la pasada década, en el lugar también se han podido hallar rastros humanos de tiempos muy posteriores. Uno de los más notables, que acaba de ser dado a conocer por la Universidade de Santiago y la Consellería de Cultura, consiste en los restos de una vasija de cerámica que por su tipología podría datar de finales del sexto milenio antes de Cristo. En el interior del recipiente se hallaron restos de lípidos que -según los investigadores- permiten inferior que la vasija fue usada para procesar carne de rumiantes con vegetales.

El catedrático Ramón Fábregas -director del proyecto «Ocupaciones humanas durante el Pleistoceno de la cuenca media del Miño», en el que se encuadran las excavaciones de Cova Eirós- señala que la vasija fue decorada con impresiones de conchas de berberecho y por su aspecto recuerda a la llamada cerámica cardial, característica del registro arqueológico del los primeros grupos neolíticos del sur de la península Ibérica. La cerámica de este tipo más cercana a Galicia que se conoce hasta ahora fue hallada en la cuenca del río Mondego, en Portugal, a unos trescientos kilómetros al sur de Triacastela.