El patrimonio neandertal de Cova Eirós aumenta sin cesar

Acaba una campaña arqueológica que proporcionó numerosos hallazgos


monforte / la voz

Mañana se dará por terminada la sexta campaña arqueológica en el yacimiento paleolítico de Cova Eirós, en Triacastela, que comenzó a mediados de mes. Desde entonces, los investigadores han seguido profundizando en la excavación, que ocupa casi toda la superfice de la galería principal de la gruta. Las capas superiores del suelo -que guardaban rastros de las etapas más recientes del Paleolítico- ya fueron levantadas por completo y toda la excavación se encuentra ahora en los niveles correspondientes al Paleolítico Medio, la época del hombre de Neandertal. En estos niveles se hallaron numerosos materiales que refuerzan a Cova Eirós como el yacimiento neandertal más importante del noroeste.

El llamado nivel 3, en el que se centra actualmente la mayor parte de la excavación, tiene una antigüedad de en torno a 80.000 años. Por debajo hay otro nivel mucho más viejo -el número 4-, de 118.000 años, al que se accedió mediante un sondeo practicado en una superficie de pequeñas dimensiones. En los dos niveles están apareciendo cientos de piezas líticas y fósiles de animales, pero el más antiguo parece ser con diferencia el más abundante. Pese a su reducido tamaño, en ese sondeo -de unos treinta centímetros de profundidad- se extrajeron hasta ahora unas trescientas piezas. «Es una densidad increíble y aún no sabemos si se debe a que en ese periodo hubo una ocupación muy intensa o si se produjo una acumulación de estratos y materiales a causa de algún fenómeno erosivo», apunta Arturo de Lombera, codirector de las excavaciones.

Cuarcita y cuarzo

Muchas de las herramientas líticas halladas en estos niveles fueron talladas con las técnicas Levallois y discoidal, típicas de los neandertales. En unos casos están fabricadas con cuarzos que según todos los indicios proceden del arroyo que corre al pie de la ladera donde se halla la cueva. Otros artefactos fueron hechos con cuarcitas más finas que no se encuentran de modo natural en los alrededores de la gruta, pero sí en lugares situados a unos diez kilómetros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

El patrimonio neandertal de Cova Eirós aumenta sin cesar