Última hora
El Congreso rechaza la ley del PSOE contra el proxenetismo

Pepe do Roma se despide de la parrilla después de 40 años

Uxía Carrera Fernández
U. CARRERA LUGO / LA VOZ

SARRIA

José Manuel Fontal, propietario del restaurante Roma recién jubilado
José Manuel Fontal, propietario del restaurante Roma recién jubilado ALBERTO LÓPEZ

Uno de los hosteleros históricos de Sarria se jubiló este 2023 dejando el restaurante en manos de su hermano

06 ene 2023 . Actualizado a las 23:19 h.

Si el hotel Roma es uno de los locales hosteleros más reconocidos de Sarria, las manos de Pepe do Roma a los fogones se llevan casi la misma fama. El histórico cocinero se jubiló el 1 de enero del 2023 después de más de 40 años sirviendo una de las carnes a la parrilla más demandadas de la provincia.

José Manuel Fontal empezó a trabajar en el hotel Roma recién aterrizado de la mili, cuando sus padres compraron el negocio en 1974. El establecimiento llevaba abierto desde los años 30 y era de los que más reputación tenían de la provincia. Pepe compaginaba la ayuda familiar en el restaurante con ir a las ferias de ganado con junto a su padre. Al principio fueron su madres y algunas de sus hermanas las que estuvieron a la cabeza de la gestión del negocio. Pero un forzoso relevo generacional hizo que Pepe fuese el indicado de sus siete hermanos para regentar el restaurante.

El sarriano aún asegura a día de hoy que nunca quiso dedicarse a la hostelería: «Tocoume por obrigación». De lo que verdaderamente disfrutaba era de las ferias de ganado. Sin embargo, tuvo que aportar su granito de arena al negocio familiar y acabó convirtiendo al restaurante en un punto de referencia.

El famoso punto de la carne

Desde que Pepe trabajó definitivamente a jornada completa en el hotel Roma, fue el encargado de la parrilla. Fue aprendiendo poco a poco a coger el punto perfecto a la carne y después ya no había opción a negociar. El cocinero sarriano no daba mucho margen a aquellos clientes que le pedían pasar un poco más la carne o, en el mejor de los casos, tenía las armas para disuadirlos y conseguir que comieran los platos como él verdaderamente les recomendaba. La fama de la parrilla del hotel Roma atrajo a todos los vecinos de la comarca, además de la comensales de toda la provincia y también a muchos peregrinos.

«Supoño que a xente volve porque lle gusta a comida, que eu moi agradable non son»

Al contar también con habitaciones de hotel, los caminantes se hospedan en el Roma con el objetivo de probar los productos locales cocinados a la perfección. El propio Pepe también era el encargado de escoger de primera mano la carne que se servía en el restaurante.

Figura social

Cuando el cocinero se remonta a los primeros años del restaurante aprecia una gran evolución en el negocio. Tanto las instalaciones como la propia comida fueron cambiando. «Ao principio practicamente só había parrilla, agora aumentamos moito a carta», explica. Aun así, la carne sigue siendo el plato estrella del restaurante sarriano, sobre todo por el maestro de la parrilla. «Supoño que a xente volve porque lle gusta a comida, que eu moi agradable non son», bromea Pepe.

Aunque se define así, el sarriano conquistó no solo los paladares de los comensales sino que asegura que también se lleva numerosos amigos. El hostelero, como representante del hotel, siempre participó en los eventos sociales de la localidad y convirtió al establecimiento en sede de parte de ellos. Ahora deja atrás su época como encargado pero seguirá visitando el restaurante.

La vida del hotel Roma continúa en manos de Vicente Fontal, uno de sus hermanos. «De momento aínda non me deu tempo a botalo de menos pero claro que seguirei indo por alí», relata el sarriano.

Los pocos días que lleva como jubilado tras 40 años de intenso trabajo están siendo tranquilos: «Tampouco se me fai raro». Ahora, José Manuel Fontal aprovechará para dedicar más tiempo a ir las ferias de ganado. Cierra un gran capítulo de su vida contento del lugar en el que dejó el hotel Roma y convencido de que la materia prima lo es todo para conquistar paladares.