El Concello de Sarria aprueba el nuevo plan de la depuradora con el apoyo del PSOE

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA SARRIA / LA VOZ

SARRIA

El pleno del Concello de Sarria volvió a ser telemático
El pleno del Concello de Sarria volvió a ser telemático

La portavoz socialista, Pilar López, recalcó que su voto a favor fue por la labor de la Confederación Hidrográfica no por la del gobierno municipal. PP y BNG se abstuvieron porque el proyecto todavía no está redactado

29 jul 2021 . Actualizado a las 21:58 h.

Después de ser retirado de un pleno por falta de apoyo, recibir varias alegaciones por parte de los vecinos y tener que ser modificado, el nuevo plan para la depuradora de Sarria fue aprobado este jueves por la corporación en el pleno ordinario gracias al apoyo del PSOE. El BNG y el PP se abstuvieron porque el proyecto todavía no fue redactado con los últimos cambios. 

El gobierno de Camiña Sarria y la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil sacaron a información pública un nuevo proyecto para la EDAR en abril de este año por un importe de 2.435.845 euros. No convenció ni a la oposición ni a los propios vecinos, concretamente a dos de A Veiguiña, ya que las nuevas instalaciones propuestas vertían residuos directamente al río próximo a las viviendas que convertiría esa zona en una «cloaca insalubre». La propia Hidrográfica se reunió con los vecinos que presentaron alegaciones y realizó modificaciones en el proyecto. La propiedad de aguas determinó que se construirá un colector de 400 metros de largo para que la depuradora no vierta nunca más en la zona que lo hace ahora, entre A Veiguiña y As Insuas, lo que supondrá 360.000 euros de coste a mayores. Así, los residuos se verterán en la confluencia de los ríos Sarria y Celeiro. A pesar de esta iniciativa, todos los grupos de la oposición, e incluso el propio gobierno, coinciden en que el problema de base de la depuradora, que es que tiene una capacidad insuficiente para la población de Sarria, no se soluciona. Por el momento, los residuos se seguirán vertiendo directamente a los ríos sarrianos sin ser depurada. 

La portavoz socialista, Pilar López, sustentó el voto a favor de su partido en la confianza en la Confederación, que «foi quen escoitou aos veciños». «O Concello presentou as alegacións fóra de plazo e esperou a que loitaran primeiro os veciños», criticó. El BNG se congratuló del trabajo de los vecinos con sus alegaciones por aliviar el impacto medioambiental del proyecto, pero se abstuvo porque por el momento el plan todavía no está redactado con las modificaciones, tal y como declaró Efrén Castro. Por esta misma razón se abstuvo el PP, su portavoz José Antonio García acusó al gobierno de elaborar el plan de manera «ocultista». «Porque a aprobación depende do pleno, se dependera da Xunta de Goberno xa estaría feito sen ter en conta aos veciños», declaró.