Eva Jacob, médica en Sarria: «El 061 nos manda desplazarnos a los médicos porque no hay ambulancias»

La Atención Primaria de Sarria acarrea problemas desde hace años

Eva Jacob lleva años intentando mejorar la Atención Primaria de Sarria
Eva Jacob lleva años intentando mejorar la Atención Primaria de Sarria

LA VOZ

Cabeza de comarca, centro educativo, referencia para los desplazados, lejanía con los hospitales y con afluencia de peregrinos. El Centro de Saúde de Sarria cumple todas las características para necesitar considerables recursos sanitarios. En cambio, llevan años sintiéndose «desquiciados» y «castigados» por la saturación de la Atención Primaria. Eva Jacob ejerce en Sarria desde 2005 como médica de familia y resume la situación de la localidad en que «estuvimos fatal siempre».

—¿Cuántos médicos sois actualmente en Sarria?

—Somos ocho. Éramos nueve y cuando se cerró el centro de Oural, sin consultar con nadie, se anuló inmediatamente un cupo.

—¿El cierre de centros periféricos empeora la situación?

—Yo soy partidaria de centralizar, pero con organización. Ahora mismo quedan tres médicos en Samos, uno en Triacastela, dos en Paradela, tres en Láncara y dos en Páramo. Y aún así, nosotros atendemos a muchísimos desplazados.

—¿Por qué?

—Al ser cabeza de comarca la gente piensa que somos un centro normal. Acabamos atendiendo las urgencias de todo el territorio y solo somos una atención de médicos de familia de la mañana. Pasamos de tener listas de 30 pacientes, que sería lo idóneo, a listas de 50. Nos volvemos locos. Además, muchas veces tenemos que dejar las consultas vacías por tener que desplazarnos a atender urgencias.

—¿No hay servicio de ambulancia?

—Con eso estamos perdidos. Tenemos dos, pero ninguna medicalizada. Si hace falta un traslado tenemos que acudir nosotros y esperar por una de Lugo. El propio 061 nos tiene mandado desplazarnos a nosotros porque no hay ambulancias medicalizadas disponibles. A mí me pasó con un bombero que se quedó atrapado y una joven que se cayó a una fosa séptica. Tuve que ir con mis medios y esperar a que llegara la ambulancia de Lugo. Ahora por lo menos nos pusieron un coche.

—¿Cuánto suele tardar en llegar el servicio?

—Media hora como mínimo si el incidente es en Sarria, pero puede llegar a ser mucho más de una hora si el paciente está a 15 o 20 kilómetros de la localidad. Y mientras, la consulta se queda vacía. Además, a veces solo nos quedamos tres o cuatro médicos en el centro. Solo pedimos que pongan sustituciones.

—¿No hay sustituciones?

—Hemos enviado numerosas cartas al Sergas, y nada. Pedir personal ya ni se nos ocurre. Nos ofrecieron sustituciones prolongadas en verano. Yo no soy partidaria, pero entre nada y eso, lo prefiero. Los médicos que llegan aquí suelen pedir traslado porque no aguantan el ritmo de trabajo. Y al final la gente está mal atendida, no hay respeto por lo que es una consulta de atención primaria.

—Hay quejas por no dar contactado con el centro por teléfono.

—Lo de las citas tiene que ser terrible. Mucha gente protesta porque no consiguen hablar con el centro de salud y es cierto. La línea está saturada y las llamadas son continuas. Yo recibo las broncas de todo el mundo, pero los entiendo porque no consiguen una cita.

—¿Esta situación es reciente?

—No, en Sarria la atención primaria siempre estuvo fatal. La problemática aquí es mucho más grave que en cualquier centro de Lugo porque se juntan muchos factores y hay mucha demanda asistencial, incluso de peregrinos, para los que no hay un médico. Aunque yo no le echaría la culpa a la gente.

—También es centro docente.

—Sí, pero ya no tenemos tiempo. Yo llevo siendo tutora desde 2005 y este año acabo de renunciar porque no puedo más.

—¿Cómo habéis llevado la pandemia?

—Muy mal, sobre todo al principio. Tuvimos falta de material, como todos, y muchos médicos tuvieron que coger bajas. Ahora al menos se agudizó y se suprimió la presencialidad. Pero Sarria sigue estando castigada. Necesitamos que se preocupen por nosotros. Los pacientes están descontentos, el hospital dice que no hacemos lo suficiente y los médicos de aquí estamos totalmente desquiciados.

Tan solo una ambulancia medicalizada para los más de 20.000 vecinos de Sarria

LA VOZ
Exxterior del centro de salud de sarria
Exxterior del centro de salud de sarria

El PSOE continúa denunciando la situación de la atención sanitaria de la localidad

Los servicios sanitarios de Sarria estuvieron presentes en el Pleno del Parlamento de Galicia. Los diputados del PSOE denunciaron que solo hay una ambulancia medicalizada para los más de 20.000 vecinos que viven en los siete concellos de la comarca de Sarria

Los socialistas afirman que esta situación puede provocar «situaciones desastrosas». La escasez del servicio provoca grandes retrasos para atender a los pacientes, teniendo en cuenta además que se tienen que realizar labores de desinfección. Especialmente si la ambulancia tiene que lidiar con pacientes con covid, como sucedió en la residencia de O Incio

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Eva Jacob, médica en Sarria: «El 061 nos manda desplazarnos a los médicos porque no hay ambulancias»