Un sarriano, condenado a dos años de cárcel por insultar y tirar al suelo a su pareja

Los hechos se remontan al 17 de mayo del año 2014

Foto de archivo de una calle del centro de Sarria
Foto de archivo de una calle del centro de Sarria

LUGO

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo ha condenado a un vecino de Sarria a dos años de prisión por agredir a su pareja. El tribunal, que tuvo en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas, también le impuso la prohibición de acercarse a menos de 300 metros o mantener contacto de cualquier tipo con la víctima durante cinco años, así como el abono de una indemnización de 15.850 euros. Esto es y según el desglose que figura en la sentencia, el acusado tendrá que indemnizar a la víctima con 6.750 euros por reparación de lesiones bucales, 5.400 por estrés postraumático y 3.000 por secuelas, además de 700 euros por los días de curación.

Los magistrados consideran acreditado que durante el transcurso de una discusión en el domicilio familiar, situado en Sarria, el acusado insultó a su compañera sentimental, le retorció un dedo y la agarró por la parte de atrás de la cabeza, tirándola al suelo. «No nos cabe duda respecto de la realidad de los hechos conforme los relató la víctima, siendo así que tal testimonio se ve corroborado por los informes médicos de asistencia», resaltan los jueces.

Insultos y agresión física

El acusado no tenía antecedentes. El día de la discusión, cuando llegó a su domicilio insultó a su pareja con palabras como «puta» o «guarra», le retorció el primer dedo de la mano izquierda y la tiró al suelo hasta golpearle la cabeza. Entonces, la mujer sufrió contusiones y perdió un diente.

Además, los hechos se remontan al 17 de mayo del año 2014. «En la tramitación de esta causa se ha producido una clara dilación extraordinaria, transcurrieron seis años y las diligencias no tenían complejidad. En el retraso producido no ha tenido incidencia ninguna la actuación del acusado», recoge también el escrito.

«Se cayó por sí misma»

El acusado dijo de ese día que la mujer se cayó sola al suelo «sin más y por sí misma» y aseguró que fue entonces cuando se hizo daño en la boca y en el cuerpo. Además, de haber sido así y en lugar de ayudarla, el acusado salió a la calle para esperar a la policía.

El acusado no podrá acercarse a más de 300 metros de la víctima ni mantener contacto con ella durante un período de cinco años. Asimismo, se hará cargo de las costas procesales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un sarriano, condenado a dos años de cárcel por insultar y tirar al suelo a su pareja