Cabezudos, cuadros, tallas en madera, figuras hechas con alambre y otras obras se exponen en la antigua cárcel de Sarria

La exposición está organizada por la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria


Sarria / La Voz

Alfarería, pintura, cabezudos, talla en madera, figuras de ganchillo... un sinfín de obras de arte se exponen por décimo año consecutivo en la antigua cárcel de Sarria hasta el 20 de octubre, de tres a ocho de la tarde. El proyecto está organizado por la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria y es fruto del trabajo de aproximadamente 75 artistas.

El presidente de la asociación, Jorge López, explica que alrededor de 200 personas visitan a diario la exposición.

Materiales reciclados, lienzo y figuras con alambre de atar las alpacas se concentran en la planta baja de la antigua cárcel. También están la Ponte de Meira, la de Carracedo o la Fortaleza de Sarria, hechos con chapa reciclada y recubiertas con una pintura que recuerda al granito.

Luis Arias expone una reproducción detallada del Castelo de Batallón. Todas son maquetas de piedra natural. El molino de Don Álvaro funciona. También está la Capela dos Remedios, una reconstrucción que muestra los cambios que sufrió Santa Marina, la Igrexa do Cebreiro e incluso la de Santiago de Barbadelo.

Otro de los puntos fuertes de la exposición es una réplica de la viola del música número 24 del Pórtico de la Gloria, en la majestuosa Catedral de Santiago de Compostela. Está hecha y cuidada hasta el más mínimo detalle por el luthier Xermán Arias.

En la sala también destacan las tallas en madera y los cuadros de Miguel Torre, Manuel Roríguez y María Quiroga, entre otros muchos autores. En la misma sala posan Adán y Eva, de la mano de Marisol Vázquez, y con manzana incluida. No faltan los murales -a escala de cuadro- de Finxo, el pintor de Monseiro.

Algunas de las vitrinas de la cárcel guardan algunos de los objetos hechos por las palilleras de Sarria, cuidándolos como una reliquia.

Aurora Rodil expone con sus alumnas trabajos de patchwork -unión de pequeñas telas cosidas por los bordes- y de telas pintadas. Los bastones de madera tallados a mano y con navaja son de Eugenio Prado.

Los cabezudos

Los cabezudos son otros de los protagonistas, obra de Verónica Quintela. Don Leo, el cura de Monseiro, también tiene el suyo y toma forma de homenaje. Verónica empezó en esto hace siete años con la intención de restaurar. Todo lo realiza siguiendo el método tradicional y con muchas horas de trabajo y esfuerzo. Primero, la estructura de madera, el alambre y el papel, además del modelaje en barro. De ahí pasa al molde en escayola y, después, es el turno del papel y la cola. Ahora, Verónica expone casi una quincena de cabezudos en esta exposición.

En la viaje cárcel también hay alfarería. Destacan los trabajos en barro de la Asociación de Bonsáis El Serbal, de Sarria.

Susana expone en la planta baja y bajo el título de Sireias. Todas son mujeres desnudas y libres, pintadas sobre tablas de madera. Loza hecha pedazos recuerda a los fracasos y algún corazón roto recuerda que el amor se hace y deshace cíclicamente.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Cabezudos, cuadros, tallas en madera, figuras hechas con alambre y otras obras se exponen en la antigua cárcel de Sarria