De Martínez Núñez solo queda sin vender la planta de Zaera, en Sarria

Los concursales de Catisa y La Estrella sacan al mercado los últimos bienes, entre ellos un helipuerto en Nadela


lugo / la voz

La planta de prefabricados de Zaera, en Sarria, es la única propiedad de Catisa, del grupo Martínez Núñez, que se encuentra en estos momentos a la venta. El Juzgado Mercantil número 5 de Madrid, que lleva los concursos de acreedores de Canteras Industriales del Bierzo y Transportes La Estrella, abrió recientemente el proceso de liquidación de los bienes del que fue también propietario del Gran Hotel, hoy día en manos de Hotusa. A día de ayer solamente quedaba la finca de 39.000 metros cuadrados en el polígono de Lezoce sin comprador. El plazo para presentar propuestas para la adjudicación de los bienes del antiguo grupo empresarial, referente en el sector de la construcción en España, finaliza el 13 de mayo.

Catisa tuvo en funcionamiento en Lugo, antes de presentar concurso en abril del año 2011, instalaciones en Nadela (Lugo); Lezoce (Sarria); Monforte y Barreiros.

La planta de hormigón de Nadela no figura en la relación de bienes a la venta, que están colgados en Internet. Desde esta plataforma es posible solicitar información y formular ofertas. Estas instalaciones fueron arrendadas, con opción de compra, en septiembre del pasado año. Tenían un helipuerto que utilizó el empresario berciano José Martínez Núñez en numerosas ocasiones para aterrizar con su helicóptero, en los mejores años del industrial.

En la relación de bienes a la venta, que serán adjudicados de forma directa, tampoco está la cantera de Becerreá, que compró el empresario de esta localidad Antonio González Madarro, por la que pagó 125.000 euros. Se hizo con ella en noviembre del año 2016.

Tampoco figura la de Barreiros, que está situada en una parcela sobre la que existe una sentencia de desahucio a favor del propietario. Esta propiedad sí estuvo incorporada en algún momento en la lista de bienes que está vendiendo el Juzgado Mercantil de Madrid. Lo está haciendo a través de la empresa Percimde, con la que los administradores concursales firmaron un contrato en exclusiva para que se encargara de buscar compradores a los bienes de Catisa en Castilla-León, Galicia y Asturias. Entre otras compensaciones, a cambio de una comisión del 5% sobre el importe de la venta.

Como chatarra

Material achatarrable de la planta de Barreiros fue vendido a una empresa de reciclado de materiales inertes en septiembre del año 2016, junto a chatarra de otras empresas.

En el momento en el que fue aprobado el plan de liquidación de Catisa, algunos de los bienes de la empresa de la familia Martínez Núñez ya estaban vendidos o apalabrados. Este documento estima que el valor de todos los activos de la compañía asciende a 8,1 millones de euros.

El plan de liquidación se refiere a la planta de hormigón de Monforte, valorada en cerca de un millón de euros en su momento, pero que, con el paso del tiempo, sufrió un importante deterioro que ha supuesto que su valor actualizado solamente alcance los 76.980 euros. Este bien, según el documento de referencia, quedó fuera del inventario actualizado, junto con otras dos plantas de hormigón leonesas, una en Villablino y otra en Dehesas. Esta segunda estaba tasada en 5,4 millones de euros inicialmente y ahora solo lo está en 410.150.

8,1 millones. Valor de los activos. Esta cantidad figura en el plan de liquidación, aprobado por el Mercantil 5 de Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

De Martínez Núñez solo queda sin vender la planta de Zaera, en Sarria