Reija: «Lugo es una ciudad fenomenal»

El mítico jugador del Deportivo, Zaragoza y selección, afirma que las estrellas de ahora sufren demasiado el agobio de la gente y antes pasaban desapercibidos


lugo / la voz

Severino Reija (Lugo 1938) Es el futbolista nacido en la provincia que más partidos disputó con la selección española absoluta (20). Jugó los mundiales de Chile (1962) e Inglaterra (1966) y se perdió la Eurocopa que ganó España en 1964 por una lesión. Formó parte del Zaragoza de los 5 Magníficos que maravilló con su fútbol durante varias temporadas y ahora reside en la capital maña en la que dirige una empresa.

Los recuerdos de su infancia sobre Lugo son inexistentes, ya que con un año sus padres y sus cinco hermanos se trasladaron a A Coruña por cuestiones de trabajo de su progenitor, empleado de Renfe. «De niño no recuerdo nada de Lugo, pero luego fui muy a menudo y para mí es una ciudad fenomenal y muy acogedora por ser pequeña. Recomiendo especialmente la muralla y la catedral y, por supuesto, cualquier plato de su gastronomía sobre todo caldo y pulpo», dijo Severino Reija, para añadir que nunca deja escapar la oportunidad de visitar a sus parientes de la Confitería Navarro.

El Camino de Santiago es una de sus grandes pasiones. «Lo hice en once ocasiones y siempre disfruto al máximo desde O Cebreiro hasta Santiago, tanto por el paisaje como por la comida», dijo entre sonrisas.

En su exitosa carrera, que comenzó en el Oza juvenil para pasar al Deportivo y luego al Zaragoza, destaca dos fechas. «Los días que fiche por el Deportivo y por el Zaragoza fueron especiales y gracias a ellos llegué a ser internacional y a jugar dos mundiales», explicó Severino Reija.

La oportunidad de jugar en el mejor Zaragoza de la historia fue especial para Severino Reija. «Jugábamos de memoria, como el Barcelona de Guardiola, pero nos quedó la espina clavada de no haber ganado una liga. Es curioso que ganábamos a todos los grandes y perdíamos puntos con equipos más modestos. También nos lastró que la victoria no valía tres puntos».

La repercusión mediática que tienen los grandes futbolistas en la actualidad es valorada por Severino Reija como un gran problema. «No envidio nada a las estrellas actuales. Nosotros podíamos ir a cualquier lado solos o con la familia y no nos conocía nadie. Los actuales sufren un gran agobio. La gente asiste a un espectáculo y si ve a un futbolista famoso deja la actuación en segundo plano y se centra en el jugador. No quisiera eso para mí».

El poder de la televisión ha supuesto el gran cambio en el fútbol, según Severino Reija. «Ahora todo sale en la tele. En nuestra época veíamos resúmenes de los partidos en diferido como nos sucedió en el Mundial de Chile. En Inglaterra fue la primera vez que se daban los partidos en directo y se ofrecía alguna repetición de jugadas. No sabíamos que eran las repeticiones y celebramos dos veces el mismo gol de Inglaterra contra Uruguay, hasta que nos dimos cuenta que era el mismo repetido», recuerda entre sonrisas.

Los avances en medicina deportiva es algo que destaca especialmente. «Yo me perdí la Eurocopa en la que iba a ser titular por una lesión. Pasé un mes sin levantarme de cama por la operación. Hoy me hubiera recuperado a tiempo de sobra para jugar», dice Severino Reija.

La trayectoria del equipo de su ciudad natal, el CD Lugo, no pasa desapercibida para Severino Reija. «Me sorprende mucho que una ciudad tan pequeña pueda mantener un equipo en Segunda y bien clasificado, algo que reconozco que no pensaba que pudiera suceder al contar con un presupuesto bajo respecto al resto. El trabajo de la gente del club y el respaldo de la afición es admirable».

Los otros lucenses que fueron internacionales

Severino Reija es el jugador nacido en Lugo que disputó más partidos con la selección española pero no es el único lucense que llegó a vestir la camiseta del combinado nacional. El portero Diego López, el defensa Jesús Martínez y los centrocampistas Berto Martínez y Diego Álvarez también fueron convocados para representar a la selección española. De todos ellos, el único que realmente tiene una gran vinculación con la provincia es el paraledense Diego López. El portero se construyó una casa en su localidad natal en la que es habitual verle con frecuencia durante el año.

Diego López (Paradela 1982). Se inició en el fútbol en la Sarriana y pasó por las filas del Club Deportivo Lugo, Alcorcón, Real Madrid, Vilareal, Sevilla, Milan y actualmente defiende la portería del Español. Debutó con el combinado nacional en un partido amistoso en Macedonia el 12 de agosto del año 2009. Fue convocado con el grupo que disputó en 2009 la Copa Confederaciones.

Jesús Martínez (Cangas de Foz 1947). Emigró con sus padres a Argentina cuando era un niño. Jugó en Rácing de Avellaneda, Valencia, Huracán, Globo, Quilmes, Banfield, Colón, Santa Fe, Almagro y se retiró en Defensores de Belgrano en 1992. Era defensa y debutó con España el 11 de octubre de 1973 contra Yugoslavia, un año después disputó otro partido contra Dinamarca.

Alberto Martínez (Berto) (Reiriz 1962). Cuando era un niño se trasladó con su familia a la localidad asturiana de Ujo. Comenzó su periplo futbolístico en el Caudal de Mieres y pasó por Real Oviedo, Ponferradina, Águilas y AFC Oviedo hasta su retirada en 2004. Su único entorchado internacional fue el 4 de septiembre de 1991 en un partido contra Inglaterra jugado en Oviedo.

Diego Álvarez (Piño, A Pobra do Brollón 1954). Sus padres emigraron a Éibar siendo un niño y en este equipo inició su carrera deportiva. En 1974 ficha por la Real Sociedad con la que logra dos títulos de liga. Se retiró con solo 30 años en 1985. La única ocasión en la que fue internacional absoluto con España fue el 26 de marzo de 1980 en un partido contra Inglaterra en Barcelona.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
3 votos
Comentarios

Reija: «Lugo es una ciudad fenomenal»